Türkiye: liderazgo regional y conflicto con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán

0
94

Por Yoselina Guevara López

Türkiye ha intensificado su intervención militar en el norte de Irak
después que el presidente Recep Tayyip Erdogan declarara que “quería cerrar
cuentas” con los milicianos separatistas kurdos del Partido de los Trabajadores
del Kurdistán (PKK). De hecho este 22 de marzo el Ministerio de Defensa turco
señaló en un breve mensaje en su cuenta en la red social X que “cuatro
terroristas detectados en la región de Kandil han sido neutralizados por la
Fuerza Aérea…Continuamos nuestras operaciones sin interrupción para
eliminar el terrorismo en su fuente” asegurando que estas operaciones en Irak
“continuarán sin ralentizarse”.

Zona tapón entre Türkiye, Siria e Irak
Türkiye justifica sus ataques transfronterizos con la necesidad de
defenderse del PKK, al que clasifica como organización terrorista. El objetivo
de Ankara es establecer una zona tampón de unos 40 km de profundidad a lo
largo de su frontera. Esto es crucial para la evolución de los acontecimientos en
los próximos meses y los esfuerzos conjuntos para combatir al PKK. Ankara ha
intensificado las operaciones desde finales de noviembre pasado y no piensa
detenerse hasta que se establezca la mencionada zona tampón. Una operación
que es posible en Siria, debido a la incertidumbre política derivada de la
posguerra civil, y dado los esfuerzos de Ankara por restablecer buenas
relaciones con Assad, a quien considera ahora útil para contener la amenaza
kurda y resolver el problema de los aproximadamente tres millones y medio de
refugiados sirios registrados oficialmente en su territorio.
Pero específicamente en la zona de Irak necesita la luz verde del
gobierno de Bagdad; este último ha digerido mal las continuas invasiones
territoriales de los F16 de Ankara y ha protestado repetidamente en los últimos
años. Un arma para convencer a Bagdad en manos del presidente Erdogan es
el proyecto de desarrollo de infraestructuras que prevé la construcción de 1.200
kilómetros de autopista entre la ciudad iraquí de Basora y Türkiye. Un plan que
puede generar inversiones y puestos de trabajo, que atrae fuertemente a
Bagdad, pero, que de acuerdo con Ankara, para realizarlo es necesario
eliminar el PKK de varias provincias. Cabe resaltar que este proyecto cobra
aún más valor en perspectiva ante la incertidumbre que rodea a la seguridad
del transporte marítimo en el Mar Rojo.


Türkiye: liderazgo regional, doctrina de la “profundidad estratégica”

Para Türkiye el tema del enfrentamiento con el PKK, es más de
posicionamiento político a nivel regional, una muestra de músculo, fuerza y
capacidad de control; lo cual es acorde con la doctrina de la “profundidad
estratégica” que ha sustentado las relaciones internacionales de Ankara. Según
esta doctrina, creada por el ex canciller turco Ahmet Davutoglu, el país anatolio
no debería limitarse a ser una potencia regional de tamaño medio, sino que,
por su situación geográfica y sus características históricas y culturales, puede
aspirar a un papel de liderazgo regional que le convierta en un actor importante
en las relaciones mundiales. Además al analizar efectivamente el nivel
operativo bélico, resulta que el PKK no tiene capacidad para desafiar
directamente al ejército turco, como ha quedado claro en repetidas ocasiones
durante las intervenciones de Türkiye en el norte de Siria y el noroeste de Irak.

Por otra parte el PKK ha aceptado oficialmente las fronteras actuales de
Türkiye y ha sustituido sus demandas de independencia por exigencias de
mayor autodeterminación. Actualmente, el PKK defiende una ideología que
Öcalan (Líder del PKK prisionero en Türkiye) denomina “confederalismo
democrático”, que pretende lograr la autodeterminación sin desafiar las
fronteras políticas existentes. Las declaraciones públicas del PKK sugieren al
menos que el grupo no supone una amenaza significativa para la integridad
territorial turca.

Proceso de Paz entre Türkiye y PKK
El Medio Oriente se encuentra actualmente sacudido por varios
conflictos armados que están interconectados de forma compleja. Por otra
parte los países de esta zona en su mayoría sustentan su base económica en
la producción y exportación de petróleo y gas, enfrentándose actualmente a
enormes desafíos debido a la aceleración en el abandono de los combustibles
fósiles, necesario por razones de política climática.
En este contexto, urge poner fin a los conflictos armados y encontrar una
solución político-diplomática a los mismos. El enfrentamiento entre los kurdos y
el Estado de Türkiye desempeña un papel central en este proceso de paz,
aunque las zonas de asentamiento kurdo se extienden por un total de cuatro
Estados. Durante un breve periodo en 2013, parecia que el conflicto armado de
décadas entre el PKK y Türkiye desembocaría finalmente en un proceso de
paz; sin embargo, el gobierno turco anuló este proceso en 2015.
Un requisito previo para el relanzamiento del proceso de paz
interrumpido por Türkiye sería el fin de los ataques turcos contra las zonas de
asentamiento kurdas pero también un desarme retórico, en forma de dejar de
definir al PKK como organización terrorista y aceptarlo como interlocutor en las
negociaciones con la parte turca, así como la liberación de los activistas kurdos
encarcelados.

Solo queda esperar que Türkiye cumpla verdaderamente con los cuatro
objetivos estratégicos que meses atrás señaló su actual Ministro de Relaciones
Exteriores, Hakan Fidan: “establecer la paz y seguridad en nuestra región,
cimentar nuestras relaciones exteriores en una base estructural, mejorar el
entorno de bienestar y avanzar en nuestros objetivos globales”. Pero el logro
de la ansiada paz, inicia para Ankara por resolver el conflicto con los milicianos
kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

Yoselina Guevara López: comunicadora social venezolana, analista política,
articulista en diferentes medios internacionales, cuyo trabajo ha sido traducido
al inglés, italiano, griego y sueco. Ganadora del Premio Nacional de Periodismo
Simón Bolívar 2022 (Venezuela), mención especial Opinión; Premio Nacional
de Periodismo Aníbal Nazoa 2021 (Venezuela);I Concurso Memoria Histórica
Comandante Feliciano 2022 (El Salvador) Tercer lugar.