Parte 3ª Historias de integración: mujeres migrantes en Europa

0
56

Mitzaida Rojas Ramírez: la edad no debería ser impedimento para trabajar

Venezuela-España

Por Yoselina Guevara López


“Llegué a Madrid con 50 años y cada trabajo al que aplicaba me rechazaban
por mi edad. Aquí en España me hicieron sentir muy mayor por todas las veces que me
decían: tienes mucha edad para el cargo que buscamos. No importa tu experiencia, tus
conocimientos, tus habilidades, importa solo la edad, increíble pero cierto, no hay
muchas oportunidades para los mayores de 50 en adelante”.

Es el testimonio de Mitzaida Rojas Ramírez, migrante venezolana, casada, con
dos hijas. Es una graduada universitaria en Administración con más de 15 años de
experiencia a nivel empresarial, pero debe trabajar como cocinera, un oficio que la
apasiona y por el cual no siente vergüenza, de hecho afirma que cada día trata de
mejorar a través de la formación profesional que le ofrece el Servicio Público de
Empleo Estatal (SEPE). Pero en una Europa que se promulga como defensora de los
derechos fundamentales de los ciudadanos y ciudadanas, incluidos los migrantes que
deciden vivir en estas tierras ¿No está contemplado el reconocimiento de los estudios y
la experiencia de las mujeres que llegan al continente europeo con una experiencia
profesional a pesar de su edad?

Para Mitzaida no es una alternativa perderse en miles trámites burocráticos años
y espera interminable para el reconocimiento de los títulos universitarios que posee no
es la alternativa para vivir al menos dignamente. De allí que haya decidido trabajar en
un oficio como cocinera, y como ella misma lo afirma:
“No puedes decir en una entrevista de trabajo que eres universitaria o con una
carrera e ir a buscar trabajo de limpieza, por ejemplo. Aprendí a colgar mi título
universitario en una pared y callar, pasar por ignorante de un tema muchas veces para
ser tomada en cuenta para realizar una actividad o evitar un mal comentario como
¿qué sabes tú sobre eso si eres una cocinera?”.

La experiencia laboral de Mitzaida en España ha estado llena de altos y bajos,
vejaciones, explotación laboral, turnos masacrantes, racismo, pero la cocina le ha
ayudado a integrarse. Por una parte ha aprendido acerca de las tradiciones y los platos
que en España son típicos y que forman parte del arte culinario de la península ibérica.
Pero además la cocina le ha permitido mantener viva las costumbres, y celebraciones
tradicionales de su país.
“Para mi es sumamente importante conservar nuestras raíces y tradiciones no
solo de Venezuela sino también las de mi familia. Vengo de una familia donde la

comida, el compartir con los demás un plato de alimento es sumamente importante,
representa la bendición al prójimo, es fomentar el amor”.
Ese sentimiento de solidaridad lo lleva consigo, pero también no pierde la
alegría de vivir plenamente las celebraciones de las tradiciones en España, la cultura es
también integración.

“Madrid celebra muchas fiestas fomentando la alegría y el compartir, se toman
muy enserio sus costumbres y tradiciones y eso me fascina. Prácticamente todos los
meses hay una celebración, trato de ir y disfrutarlos cuando se puede, pero la verdad
eso me encanta de este país y en especial de Madrid que es donde resido. Algunas de
estas celebraciones que me gustan tenemos el día de San Isidro, el de la constitución”.
Mitzaida sonríe, sus ojos verdes no han perdido el brillo y la alegría a pesar de
las tristezas y la nostalgia de estar lejos de los seres queridos. Camina por un parque, es
invierno y sin embargo el clima regala una inesperada primavera, con tanto del
esplendor de un día soleado. Se sienta en una banca a leer un libro, nada le impide
seguir nutriéndose del conocimiento que da la lectura. Una última petición para quienes
están o estarán en el Parlamento Europeo:

“Ampliar las oportunidades de trabajo para las mujeres sin importar la edad,
que la edad no sea una limitante para optar por un puesto digno ya que no es la edad la
que te limita si no el conocimiento en un área, la experiencia y las habilidades. Los
diputados, diputadas del Parlamento Europeo deberían conocer y escuchar a las
mujeres que han pasado por engaños en busca de empleos, y elaborar leyes que
protejan a las mujeres tanto migrantes como nacionales para evitar la explotación, el
engaño”.

Yoselina Guevara López: comunicadora social venezolana, analista política, articulista
en diferentes medios internacionales, cuyo trabajo ha sido traducido al inglés, italiano,
griego y sueco. Ganadora del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar 2022
(Venezuela), mención especial Opinión; Premio Nacional de Periodismo Aníbal Nazoa
2021 (Venezuela);I Concurso Memoria Histórica Comandante Feliciano 2022 (El
Salvador) Tercer lugar.