Insurrección indígena 22 de enero 1932- 22 de enero 2024 + descarga

0
38
#ProhibidoOlvidar #LaLuchaContinúa #MemoriaHistórica

La historia en su recorrido levantando el polvo de las calles todavía sin conocer el asfalto pasaba por el año 1932. La furia contenida en puños y pechos de esa generación diría un basta ya!, a las expropiaciones de los oligarcas y de los esbirros. Expropiaciones que arrebataron las tierras con carácter de propiedad colectiva, los éjidos que aun lograron conservar después de las luchas contra los colonialistas españoles.

Los oligarcas criollos con apoyo del sable y del fusil robaron con las leyes a su favor la propiedad comunal e impusieron el egoísmo legalizando el capitalismo.

1932 es el año del desborde de esa furia contra la clase dominante y sus opresores. Muchas vidas anónimas con un heroísmo y ejemplo de lo indomable que el pueblo cuscatleco es rescata los nombres de Feliciano Ama, Alfonso Luna, Mario Zapata y Farabundo Martí.

Al conmemorarse el 92 aniversario de esas voces y esos puños alzados contra la dictadura y la opresión, hacemos el llamado a las nuevas generaciones a No Olvidar el ejemplo rebelde de nuestros abuelos y abuelas, de nuestras bisabuelas y bisabuelos.

El Salvador como en el pasado, urge de transformaciones directas a las raíces del sistema que ocasiona los males sociales, económicos, políticos y jurídicos.

Con motivo de esta noble fecha de recordación compartimos con nuestros lectores un poema de Roque Dalton y el libro para descargar “Las historias prohibidas de pulgarcito” por cortesía de la Editorial Ocean Sur.

Fundadores del PCS 30 de marzo 1930

Acta

En nombre de quienes lavan ropa ajena
(y expulsan de la blancura la mugre ajena).
En nombre de quienes cuidan hijos ajenos
(y venden su fuerza de trabajo
en forma de amor maternal y humillaciones).
En nombre de quienes habitan en vivienda ajena
(que ya no es vientre amable sino una tumba o cárcel).
En nombre de quienes comen mendrugos ajenos
(y aún los mastican con sentimiento de ladrón).
En nombre de quienes viven en un país ajeno
(las casas y las fábricas y los comercios
y las calles y las ciudades y los pueblos
y los ríos y los lagos y los volcanes y los montes
son siempre de otros
y por eso está allí la policía y la guardia
cuidándolos contra nosotros).
En nombre de quienes lo único que tienen
es hambre, explotación, enfermedades,
sed de justicia y de agua,
persecuciones, condenas,
soledad, abandono, opresión, muerte.
Yo acuso a la propiedad privada
de privarnos de todo.

Descarga 👇📢