Acciones por la libertad de Julian Assange

0
154

En Buenos Aires, el pasado sábado 19, en la embajada británica, se congregaron varias personas junto al Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel. A pesar de estar anunciado que esta personalidad iba a concurrir a entregar una carta, vergonzosa y lamentablemente, en la mencionada embajada no había más que policías rodeándola. “Estamos aquí para reclamar al Reino Unido la libertad y la no extradición de Julian Assange. La carta está dirigida a Kirsty Hayes, embajadora del Reino Unido, de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Junto con millones de voces en todo el mundo, clamamos por la libertad del periodista Julian Assange, acusado y perseguido por publicar información verdadera, de evidente interés público, incluyendo documentos que revelan crímenes cometidos por los estados y actos de corrupción sin juicio, sin condena. Julian Assange lleva cuatro años de reclusión en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh y por podría ser su vida entera si lo extraditan a los Estados Unidos. El Reino Unido tiene la posibilidad soberana de sentar un precedente internacional en la defensa de la libertad de prensa como un derecho humano fundamental. Con esperanza que así sea, estamos aquí presentes y sumamos nuestra voz a los miles de voces en todo el mundo por la libertad de Julian Assange y no su extradición”, dijo el Premio Novel este sábado.

En este marco, Mate Amargo se comunicó con Michelle Aslanides, miembro de Free Assange Wave y Libertad Assange Argentina. Luego del fraternal saludo, característico de quienes comparten historias de lucha, le preguntamos:

Mate Amargo: ¿Qué podrías decirnos de Julián Assange y que es para ti, participar de esta campaña por su liberación?

Michelle Aslanides: Julian Assange es un héroe. Es un ser humano ejemplar que trabajó por nuestro derecho a poder ser informados acerca de lo que hacen los estados y las empresas a nuestras espaldas, con nuestro dinero. Es alguien que con su saber del mundo informático creó nuevas perspectivas tecnológicas y creó el sistema de WikiLeaks, la plataforma, entre otras cosas, porque también inventó sistemas de seguridad para poder justamente obtener información y no exponer a la gente que es alertadora, a los lanzadores de alerta que denuncian ciertas informaciones confidenciales, en ciertas organizaciones.

Entonces ese trabajo de pericia en vez de ponerlo al servicio de él como individuo, llenándose de dinero, trabajando para las multinacionales, lo puso al servicio de todos nosotros. Para mí alguien que decide hacer algo así por la mejora de la vida de los seres humanos de este planeta, es alguien que merece la categoría de héroe. Alguien como él, que tenía su vida bastante resuelta, pues no es un chico nacido en un barrio pobre, es un chico de la burguesía australiana.

Participar en su liberación, es participar en la liberación de todos nosotros. O sea, todas las causas confluyen. Las cosas más graves de nuestro planeta confluyen en el trabajo de un periodista de investigación como Julián y lo que es y fue. La plataforma de Wikileaks, concretamente todos los crímenes cometidos por los estados con pruebas, con documentación fehaciente que respalda, que no se está hablando de un chisme, sino que se está hablando de una realidad, es importantísimo para poder comprender cómo funciona nuestro mundo. Como dice Julián, “Comprender, desafiar, actuar”. O sea, si uno no comprende cómo funciona el mundo, no puede modificarlo y mejorarlo.

Yo soy ergónomo y tenemos una definición de la ergonomía, que es comprender el trabajo para transformarlo. Bueno, Julián dice lo mismo, comprendamos al mundo para transformarlo. Y la comprensión del mundo pasa por entender cómo funcionan estas organizaciones. Y esta industria de la guerra, por ejemplo, que es una a las que él ataca, la industria de hacer dinero en base a inventar mentiras. Inventar guerras para lavar el dinero. Él lo que hizo es intentar liberarnos a nosotros de esas mentiras. Y nosotros ahora tenemos que liberarlo a él. Nuestra causa es esa. La campaña por su liberación es la campaña por nuestra liberación. El que no entiende esto es porque está muy, muy poco preparado para entender cómo está funcionando el mundo y cuáles son los desafíos que nos esperan.

Pero bueno, como dice Estela (su esposa) y a Mandela lo salvaron un grupo no muy grande de personas conscientes. Y bueno, creo que los que estamos detrás de esta causa, somos un grupo consciente de que salvarlo a él es salvar a alguien que nos va a salvar a todos de no morir ajenos a lo que sucede en el mundo. Nuestro derecho saber. El pueblo quiere saber de qué se trata, decíamos. Y bueno, es un poco eso. Si no sabemos de qué se trata, no podemos actuar y realmente liberarlo es, no dejar que se genere un precedente en cuanto a jurisprudencia en los Estados Unidos. Sería la primera vez que un periodista y encima extranjero, es juzgado bajo el espionage act, que es el paraguas jurídico del cual se están eh agarrando para poder inculparlo. Ese paraguas que para muchos como Chomsky y otros es inconstitucional.

Esta campaña, es lograr que no se cometa una injusticia tan grande como esa que encima va a dejar huella en la jurisprudencia norteamericana, que va a hacer que ningún periodista pueda investigar.

Esto es una amenaza para cualquiera. Lo utilizaron a él, porque él es el más conocido, y es la cara visible de Wikileaks, para que a nadie se le ocurra hacer esto de nuevo, o sea denunciar los crímenes cometidos por los estados y por las empresas. Entonces, nuestra campaña es eso, es evitar esa injusticia y evitar que en el futuro no podamos denunciar los crímenes que vemos, que suceden en el mundo. Simplemente eso.

Mate Amargo: Sabemos de las actividades desarrolladas por la libertad de Julián Assange, y desde Mate Amargo hemos tratado de apoyar. ¿Qué nuevas actividades se plantean para evitar la extradición y lograr su libertad?

Michelle Aslanides: Las nuevas actividades que se plantean partir de ahora es confluir todos en el mundo entero, leernos todos. Una caja de herramientas que construyó Estela, la esposa, que se llama el Free Assange Emergency Toolkit, que es como una página muy simple, como un enlace que todos podemos abrir desde teléfonos, computadoras, etcétera y que te indica lo que podés hacer. Te indica informaciones sobre el caso, qué es lo que vas a poder hacer de acá al día D.

Primero, el día D sería el día en el que la Corte Suprema Británica va a decidir si le otorga o no el derecho a apelar la decisión de extradición a Julian Assange que no sabemos bien cuando será aún. Dentro de cuatro semanas van a tomar la decisión y vamos a tener dos días para reaccionar, entre el momento en que anuncien cuál va a ser ese día y el día mismo.

Entonces tendremos dos días para organizarnos y es muy poco tiempo. Así que nosotros en todos los lados del mundo estamos organizándonos para ya saber a dónde vamos a hacer la manifestación ese mismo día, porque el miedo que hay es que se lo lleven ese mismo día a Estados Unidos. Entonces nosotros, o para festejar o para denunciar, tenemos que estar en las ciudades principales donde hay una embajada o en donde hay un consulado, reunirnos masivamente.

En Inglaterra lo que van a hacer es llevar cintas amarillas, porque es el símbolo de los presos políticos catalanes. Ese símbolo se llevó a Inglaterra para simbolizar la lucha por la liberación de Julian Assange. En otros países no podemos usar el amarillo, así que vamos a ir con cintas de colores en América Latina. Vamos a usar la whipala, los colores de la whipala, que es por otro lado, la bandera de la paz.

En Buenos Aires vamos concentraremos en la Plaza de Mayo. Invitamos a todos los uruguayos que quieran venir porque cuantos más seamos, o los invitamos a manifestar también en Montevideo, porque así más fuerte será el mensaje y la vergüenza que sientan los dirigentes norteamericanos que se vieron expuestos por las denuncias de Wikileaks ante los crímenes cometidos en Irak, en Afganistán, en Guantánamo, etcétera. Esa vergüenza que tratan de disimular a través de la persecución política a Julian Assange, que vuelvan a sentirla con todos nosotros en la calle. Ese es el plan de acá al día D.

Lo que estamos proponiendo es que en cada lugar se organicen actividades con mucho impacto mediático. Por eso es que en Buenos Aires hicimos la entrega de la carta a la Embajadora por parte de una comitiva integrada por Adolfo Pérez Esquivel a la cabeza, y por otros líderes importantes de nuestro país, de sindicatos, periodistas y líderes de organismos de derechos humanos, sobrevivientes y personas que realmente son los mejores conocedores de los crímenes cometidos de los estados en nuestro país. Lo mismo si se hiciera en Uruguay, en Brasil, en Chile, en toda América Latina. En algunos países de Europa, por ejemplo, ya lo estamos iniciando a través de la red de frío de la que formo parte. Es una acción muy simple y de alto impacto mediático, porque es una carta que envía una comitiva de personas muy conocidas a una embajada. Es un acto muy simple, no requiere muchos medios por parte de la gente que participa, se trata de hacer una conferencia de prensa mientras que se presenta la carta, y eso es difundido en los medios. Ese tipo de acciones son las que tenemos que hacer de acá al día D y el día D igualmente convocar a la prensa y ser miles de personas en las plazas, en un solo lugar por ciudad, para concentrarnos lo más posible. Por ejemplo, en París vamos a hacer una manifestación, también en Estrasburgo y en Burdeos. En España por ahora está confirmado Barcelona, en Inglaterra, Londres y en Italia en Milano y Roma. En el toolkit que te mencioné al principio, va a estar indicado en donde se hará en los diferentes países.

Otra de las acciones que vamos a hacer es enviar cartas a Marrick Garland (Fiscal General de EEUU) individuales, pero sobre todo, la mejor acción es organizar la firma de una carta común por parte de los diputados de cada país. Eso se hizo en Francia donde ya se recolectaron 80 firmas y ahora se va a empezar a hacer en Italia. Eso lo hacemos los grupos activistas, porque las firmas son de diputados de diferentes partidos y una organización que colecta firmas de diferentes partidos no existe en los parlamentos, así que ese trabajo lo hacemos los activistas y somos nosotros quienes mandamos la carta a las organizaciones en los Estados Unidos, que son las que tienen que recibir estas quejas y estos pedidos. La idea es que todos los países, con todos los grupos de cada país hagan este tipo de acción. También hay otras acciones como la del pedido de la Ciudadanía de Honor para lo cual también tenemos una carta tipo que se pide y se presenta a los miembros del Consejo de las ciudades o al intendente.

En el caso de Argentina estamos empezando ahora un ciclo de cine que muestra las películas que hablan del caso Julian Assange. Vamos a presentar dos a partir del 26 de agosto en el Centro Cultural Kitchner, y luego cada sábado después del 26 de agosto, será en diferentes lugares que ya vamos a confirmar. Después de cada proyección habrá un debate y en la primera fecha va a estar Eugenio Zaffaroni. También se organizan conciertos invitando a los músicos más conocidos de del País a participar, cosa que estamos tratando de organizar en Argentina. Cuando tengamos noticias ya les comentaremos.

Esperemos que toda la fuerza de América Latina, que es una de las grandes víctimas de los crímenes cometidos de los estados con la complicidad de grandes potencias como los Estados Unidos, Francia, se plante fuerte con un gran nunca más. Empecemos de a poquitito y terminemos con Assange libre. Les mando un saludo. Muchas gracias.

Mate Amargo: Muchas Gracias a ti compañera y que suene bien fuerte ¡Free Assange!!! ¡Libertad para Julian Assange!!!!

(*) Colectivo Mate Amargo: Colectivo integrado por las y los compañeros que construimos a diario este medio de comunicación alternativo.

Fuente: mateamargo.org.uy