Guantánamo de Centroamérica, campo de concentración, mega cárcel

0
217

La presentación de la llamada mega cárcel ha causado el efecto mediático que el actual inquilino de Casa Presidencial esperaba, es decir estar en el centro del show. En ese show se encuentran las pandillas y el presidente Bukele también conocido por Batman en el bajo mundo de las maras.

Las imágenes presentadas en las redes sociales y en los medios de prensa son las de hombres esposados, rapados y con tatuajes propios de las maras, cosa que nadie pone en discusión por supuesto. El punto que la prensa pasa por alto y no cuestiona es el de los centenares de personas detenidas injustamente bajo el régimen de excepción y acusados de pandilleros. Los familiares de las personas inocentes claman su inocencia y demandan la puesta en libertad de sus seres queridos.

El Salvador es inseguridad nos informan diferentes sectores y grupos al interior del país. Inseguridad que se siente y se nota en lo social, laboral, político y económico.

El y la ciudadana salvadoreña teme por su seguridad y la de su entorno familiar. El caso de la mega cárcel orgullo de la administración actual, es llamado por algunos en el exterior como el Guantánamo de Centroamérica en alusión a la base ilegal estadounidense en territorio cubano. Base en la que hay ciudadanos encarcelados durante años y que pese cargo alguno en su contra.

Campo de concentración el cual ha sido señalado por el Presidente de Colombia Gustavo Petro “Mejor que hacer pactos del gobierno por debajo de la mesa es que
la justicia pueda hacerlos encima de la mesa, sin engaños y en búsqueda de la paz”,
comentó el presidente de Colombia. Lo que el Presidente Petro señala es lo que recientemente la cadena de noticias CNN hizo público del pacto de Bukele con las pandillas para disminuir la violencia, hecho que fuera denunciado por el Faro en El Salvador. Las pandillas y Bukele son lo mismo, la diferencia es temporal ya que unos están en el campo abierto de la delincuencia y el otro den el gobierno.

El Diario Co Latino a su vez, en su edición digital del sábado 11 de marzo, publica la nota de prensa con el titular “Carlos Marroquín, el funcionario de las pandillas: según PNC” en el cual da elementos basados en investigaciones de inteligencia de la Policía Nacional Civil.

Otro hecho a destacar a propósito de los crímenes de las pandillas y homicidios es que en los gobiernos administrados por el FMLN, hasta un accidente de tránsito con víctimas mortales o riñas personales, eran añadidos a las pandillas por los medios de prensa confabulados para desacreditar la lucha contra las maras.

La cárcel de Bukele es una mega campaña mediática en todas las redes sociales cuyo financiamiento tiene sobre la base los fondos del Estado que son del pueblo que paga sus impuestos. Bukele cumple al pie de la letra los enumerados de la propaganda nazi, repitiendo hasta el cansancio mentiras y falsedades, verdades torcidas hasta que la gente se las cree. El pueblo exige que se de cuenta de los costos de la campaña mediática. Son dineros del pueblo, y el pueblo tiene derecho a saberlo.

Se inventa fake news o falsos positivos para distraer la atención de los verdaderos problemas o esconder la cabeza como el avestruz y dejar que sus trolls o bulos que difunden mentiras para confundir, alarmar innecesariamente al público consumidor de noticias.

Es así como la cárcel aleja el foco de atención de los problemas cotidianos como la migración de compatriotas que llega a ser de dos salvadoreños por cada cien habitantes, el alto desempleo, los productos alimenticios carísimos, los salarios bajos, la salud de la población, etc

Como bien señala el Presidente Gustavo Petro, es el fortalecimiento de la democracia y no la destrucción de la misma lo que una nación y un estado necesita y debe trabajar en función de ello. El FMLN defiende y defenderá los intereses del pueblo salvadoreño contra poderes oligarcas, derechas neoliberales de viejo y de la llamada “nueva derecha”, contra el imperialismo y cualquier otra variante que atente contra nuestros humildes, nuestro pueblo.

#DictaduraNuncaMás #SomosFMLN #SinMiedoYDeFrente