El pueblo tiene memoria, base para la construcción del futuro

0
225

El día domingo 15 de enero, organizaciones y movimientos populares se dieron cita en el Parque Cuscatlán como punto de concentración para luego para marcha por las mismas calles en las que hace más de 40 años eran reprimidos por los llamados cuerpos de seguridad con tanquetas, armas de fuego, francotiradores apostados en los techos de las instituciones oficiales.

Por las calles corría la sangre de valiosas vidas de compatriotas que luchaban por mejoras salariales, mejores condiciones de vida, campesinos, estudiantes, profesores, amas de casa, obreras y obreros cuya vidas fueran arrebatadas cobarde e impunemente, otros muchos fueron capturados y torturados. El clamor popular fue tan grande que hizo reflexionar al Pastor de la Iglesia Católica, el entonces Obispo de la Diocésis Metropolita de San Salvador, Monseñor Oscar Arnulfo Romero y optara por la defensa de los pobres y oprimidos.

A 31 años de una guerra impuesta, el pueblo salvadoreño le dió el carácter popular y revolucionaria empuñando las armas como respuesta a la infamia y cobardía de los poderes económicos, políticos y militares de la nación.

12 años de guerra popular le demostró al imperio del norte, a los oligarcas y a los fascistas enquistados en los mandos militares de las Fuerzas Armadas que el Pueblo Salvadoreño estaba y está decidido a derrotar cualquier dictadura y autoritarismo.

La firma de los Acuerdos de Paz, está grabada en la Memoria Histórica del pueblo y muestra de ello es el torrente popular que marchó en las calles ayer domingo para conmemorar dichos acuerdos.

El Pueblo marchó además con consignas propias de cara a la realidad actual que le impone el actual régimen en el poder que encarcela y persigue a ciudadanas y ciudadanos trabajadores, con el pretexto de luchar contra el crimen organizado de las pandillas.

En las consignas que el pueblo coreaba en las calles como la de los cárteles y pancartas se puede observar el descontento popular hacia un gobierno que solamente tiene “popularidad” en encuestas amañadas o realizadas exclusivamente a sectores de las capas medias más o menos bien establecidas y a las que no les afecta el alto costo de la vida, tampoco les afecta sus salarios o son protegidos por el oficialismo como en los viejos tiempos de los gobiernos del PCN y sus paramilitares e ORDEN o de la democracia cristiana o de ARENA.

A ellos no les afecta pero Sí, les afecta a empleadas y empleados municipales que por exigir lo justo y el pago de trabajo devengado, los difaman y encarcelan. Persiguen a dirigentes y miembros de Comunidades como es el caso de Santa Marta que tienen apresados a seis de sus miembros. Libertad a las y los presos políticos!

El pueblo salvadoreño multitudinariamente se hizo presente en las calles para conmemorar los acuerdos de paz y para exigir se respeten los mismos.

#DictaduraNuncaMás