Declaración de Solidaridad con Cuba

El Instituto Schafik Hándal fiel a los principios revolucionarios y las enseñanzas de Schafik Hándal

«Invitamos para que se sumen a la declaración de solidaridad con el pueblo y la revolución cubana.

Sábado 17 de julio 2021

Hora: 3:00 p.m. hora de Centro América

en el Instituto Schafik Hándal y página del Instituto de Facebok vía Facebok Live https://www.facebook.com/institutoschafikhandal

A la Revolución cubana hay que defenderla sin vacilación o condicionamiento alguno. Nadie dude, ni un solo instante, en apoyarla con toda energía y sin el más mínimo reparo. Esto es válido, tanto para las amigas y los amigos de otros países que siempre han sido solidarios con ella a sabiendas de que las condiciones y las características de sus propias luchas, correlaciones de fuerzas y/o concepciones programáticas son diferentes a las de Cuba, como para las cubanas y los cubanos que desean espacios de diálogo, debate, concertación y construcción de consensos sobre de dónde viene, dónde está y hacia dónde va nuestro socialismo.

Amplia repercusión tienen y seguirán teniendo las denuncias del macro ataque cibernético contra Cuba, realizado desde los Estados Unidos y con fondos de los contribuyentes de esa nación, a partir del 15 de junio de 2021, catalizador de los inusuales brotes de protestas violentas en diversas partes del territorio nacional, ocurridos el domingo 11 de julio y los días subsiguientes. Este es un «granito de arena» que la administración de Joe Biden «le pone» o «le deja poner» al endurecimiento sin precedentes de las agresiones contra todo el pueblo cubano que heredó del gobierno de Donald Trump.

Como tantas veces lo ha hecho a lo largo de más de 61 años, en las últimas semanas el imperialismo norteamericano hizo «una punción» en la sociedad cubana, para medir si su genocida política de agresión, amenaza, aislamiento político y bloqueo económico y comercial, había producido el «descontento suficiente» para asestarle un golpe de muerte a su sistema socialista, al estilo de las llamadas revoluciones de colores que hace más de tres décadas y media estallaron en Europa oriental. Esta vez la «punción» encontró más «descontento utilizable» del que yo calculaba, pero la correlación social y política de fuerzas sigue siendo mayoritaria y decisivamente favorable a la Revolución.

No hay espacio ni lugar para duda o confusión alguna. A la Revolución cubana hay que apoyarla con toda firmeza. Lo digo en forma explícita: ni las corrientes con remoto sorígenes populares convertidas en funcionales a la democracia burguesa, como la socialdemocracia, escapan hoy del largo brazo de la concentración extrema de la propiedad, la producción y el poder político. Ninguna escapa de ser parte orgánica de la democracia neoliberal del capitalismo real, mucho menos en aquellas naciones donde se produjo el «efecto de rebote» de la restauración capitalista derivada del derrumbe del bloque euroasiático de la segunda posguerra mundial.

Instituto Schafik Hándal #MemoriaHistórica #LaLuchaContinúa

#CubaViva#TodosSomosCuba#NoMasBloqueo#ProhibidoOlvidar#ProhibidoRendirse#LaLuchaContinúa#SchafikHandalVive