Coordinadora Intergremial . “Rafael Aguiñada Carranza”

0
48
Coordinadora Intergremial . “Rafael Aguiñada Carranza”

Los sectores que conformamos La Coordinadora Intergremial Rafael Aguiñada Carranza – CIRAC en el marco del grave escenario que vive nuestro pueblo y la amenaza latente de agudizarse la crisis económica y social; así como la violación recurrente a los derechos humanos por el manejo ineficiente que el gobierno del Presidente Nayib Bukele realiza para atender la pandemia COVID-19

MANIFESTAMOS: 

1- Nuestra más enérgica condena a la decisión miserable e inhumana de muchas empresas del sector privado y entre ellas algunas franquicias transnacionales, quienes en medio de la pandemia están suspendiendo contratos de trabajo, dejando sin el sustento a miles de familias salvadoreñas con el beneplácito del Presidente de la República, esto demuestra lo irracional, cruel, voraz y salvaje que es el sistema económico capitalista que tanto enarbolan y defienden los funcionarios de gobierno y las fracciones de derecha representadas en la Asamblea Legislativa. 

2- El sector agropecuario responsabilizamos al Presidente de la República y a su Ministro de Agricultura y Ganadería por la nefasta decisión de suspender la entrega del paquete agrícola en plena época de siembra en la zona occidental y central; medida que traerá como consecuencia la baja producción de granos básicos y por ende el alza exorbitante de los precios en el mercado, afectando aún más la inestable situación económica de miles de hogares salvadoreños, principalmente el de los más pobres de nuestro país. 

3- Que las decisiones improvisadas e inconsultas carentes de toda planificación que ha venido tomando el Presidente Nayib Bukele para atender la pandemia, ha sumido a miles de salvadoreños en una situación precaria que ha traído consigo problemas económicos y psicosociales; nuestras organizaciones han venido exigiendo que se extienda la entrega de los $300 dólares para cubrir algunas necesidades mínimas durante los meses de abril y mayo, tomando en cuenta la falta de transparencia, inequidad e ineficiencia logística que ha caracterizado a este programa de ayudas, para que estas lleguen a las familias que realmente lo necesitan. 

4- Ante la renuncia del Comité Fiscalizador del Fondo de Emergencia, Recuperación y Reconstrucción Económica, conformado por los sectores de la Academia, organizaciones de la sociedad civil y la gran empresa, exigimos a la Fiscalía General de la Republica – FGR y a la Corte de Cuentas de la Republica -CCR que se audite inmediatamente la ejecución del presupuesto general de la nación 2020, el manejo de los $2,000 mil millones de dólares aprobados por la Asamblea Legislativa y las donaciones destinadas para atender las crisis del COVID -19; esclarecer el caso del hospital de la feria internacional, aclarar los criterios que usaron para la entrega de los $300 dólares, así como si los recursos destinados a la recuperación del agro están siendo invertidos para ese rubro o sirviendo para la campaña de un partido político, igualmente si las bolsas solidarias de alimentación corresponden a la cantidad y precio anunciado por el Presidente en cadena nacional, a su vez que se dé a conocer la metodología que se está utilizando para la entrega. Exigimos transparencia y de encontrarse anomalías pedimos a las instancias correspondientes aplicar todo el peso de la ley en aquellos que aprovechándose de la necesidad de la población y de sus cargos están haciendo mal uso de los recursos del Estado. 

5- Las organizaciones sociales y populares aún tenemos heridas abiertas, de la represión sufrida por los gobiernos autoritarios del pasado, lo que obligó a nuestro pueblo a tomar las armas para lograr conquistar la incipiente democracia que se ha venido construyendo, la cual vemos en riesgo de perder por los abusos de poder, las repetidas violaciones a la Constitución Política y el marco jurídico salvadoreño cometidas por el Presidente y su gobierno, lo cual se traduce en la violación a los derechos humanos, en tal sentido exigimos a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) hacer uso de sus facultades constitucionales para frenar el retroceso democrático en nuestro país. 

6- Reiteramos nuestro reconocimiento a la valentía del pueblo salvadoreño por las acciones populares, que como población civil están realizando para exigir que sus necesidades básicas sean suplidas y expresar su descontento por la falta de transparencia del actual gobierno. 

¡ANTE LA NO TRANSPARENCIA, IMPROVISACIÓN E IMPOSICIÓN DE LAS MEDIDAS ARBITRARIAS, ORGANIZACIÓN Y LUCHA ES LA RESPUESTA! ¡VIVA LA ALIANZA ESTRATEGICA OBRERO CAMPESINA! 

Leales a las necesidades y en defensa de nuestro Pueblo!