Dato:

El Salvador como en los otros países hermanos de Mesoamérica se conmemora la Declaración de la Independencia del Colonialismo europeo y en concreto del yugo español. A excepción de Nicaragua donde pueblo y gobierno consolidan la Revolución Popular Sandinista y en Honduras que recién con la victoria de la Izquierda Revolucionaria se encaminan a construir las bases de una Democracia popular y participativa.

Las calles de El Salvador recibieron una vez a marchantes que demuestran su descontento por las medidas impositivas que el gobierno actual desmantela las cimientos de una democracia incipiente iniciada a partir de los Acuerdos de Paz en 1992.

El título 15 de septiembre: Marchas populares vs desfile obligado, refleja dos modelos en pugna.

El modelo oficialista que defiende intereses del gran capital y de los vendepatrias, y el modelo popular y revolucionario encarnado en las organizaciones populares, progresistas y revolucionarias.

Dos modelos políticos, dos fuerzas opuestas e irreconcilibles.

Desfile obligado, el modelo oficialista que obliga, manipula e impone a otros sin importar los medios a utilizar para hacer valer y cumplir sus propósitos en defensa del sistema capitalista.

El oificialismo busca, guardar la imagen por ser gobierno y de darle un carácter cívico a la conmemoración de los actos de la Independencia. Empleados y empleadas estatales y munipales denunciaron en dias pasados que desde Casa Presidencial había girado órdenes a los diferentes ministerios, secretarías del estado y de los municipios en los que el oficialismo domina. El gobierno gusta de ordenar que se hagan efectivas mediante cuotas. En esta ocasión la cuota estuvo entre 100 y 150 empleados por ministerio o secretraría estatal a particpar en el «desfile civíco». Los participantes en ese «desfile cívico» fueron obligados, conminados a desfilar para mostrar números y vender la imagen que son seguidores del inquilino en ejecutivo presidencial. En caso de no hacerlo la respuesta era despidos o suspensiones en sus labores. Millonarias campañas que el pueblo las paga mediante los impuestos son lanzadas contra las organizaciones que denuncian el autoritarismo y forma dictatorial de gobernar.

Pasajeros del transporte público con las manos en alto, en un control policial para evitar la participación ciudadana en la marcha popular para este 15 de septiembre.

Marchas populares:

Mediante medios oficiales, instucciones giradas y acuerdos emitidos desde CaPres (Casa Presidencial) se intentó atemorizar a maestros, empleados municipales y estatales a no marchar, las viejas prácticas utilizadas durante los años de los gobiernos militares pro oligarcos de retenes policiales y militares cuya única función es la de impedir a la población civil a participar en eventos como el del día de hoy que los movimientos populares, gremiales y sindicales habían convocado a marcar por las calles metropolitanas de la capital San Salvador. Es decir que las funciones de protección y seguridad pública como entes estatales son limitadas la persecución de los opositores al oficialismo y no de luchar contra la delincuencia por parte de la PNC Policía Nacional Civil y de las Fuerzas Armadas en la denfesa del territorio nacional en caso de agresión extranjera. Las viejas prácticas demuestran nuevamente la naturaleza militarista y fascista de la administración actual con careta de diferente. El Salvador es un país inseguro, en el cual el terror criminal de las pandillas y del gobierno son las principales fuentes de esa inseguridad como también el régimen de excepción que da carta blanca a capturas indiscriminadas e injustiificadas de trabajadores, estudiantes, amas de casa y demás sectores sociales.

El pueblo organizado en los movimientos sociales, sectoriales y gremiales, el FMLN se hicieron presentes contra viento y marea venciendo el terror estatal el cual persigue aparentar que en El Salvador, la gente está satisfecha con su forma gobernar, cosa más falsa ya que la ineptitud, el nepotismo, falta de transparencia en el manejo de las finanzas públicas, encarcelamientos arbitrarios, muertes de personas capturadas a la sombra del régimen de excepción en los centros penintenciarios, la creciente deuda externa con la cual entrega la soberanía nacional a intereses extranjeros sin rendir cuentas a nadie, la migración de compatriotas buscando protección y oportunidades de trabajo. Esas y muchas otras fueron las razones que movieron a ciudadanas y ciudadanos a movilizarse este día. Marchamos voluntariamente.

El FMLN reiteramos nuestro apoyo a las luchas de nuestro pueblo y de las necesidades de los sectores desposeídos marchamos también exigiendo la Libertad de los Presos y presas políticas, la derogación de la ley bitcoin, la defensa del medio ambiente, por el cese a la persecución contra la juventud y el fin de la manipulación mediática como medio para desprestigiar, demonizar a nuestro Partido sin presentar prueba alguna de esas falsas matrices de mentira y falsedad. Las demandas y necesidades de nuesto pueblo son nuestras banderas de lucha. Seguiremos marchando y apoyando a nuestro pueblo.

Vencimos y Venceremos!

Unidad, organización y lucha!

FMLN Socialista, Antimimperialista y Revolucionario!

Po una Democracia popular participativa!

Venceremos!

Popular

Monitoreo de contexto: miércoles 8 de febrero 2023

Por Ruy DíazA pesar del (o gracias al) terremoto,...

Detrás de los escuadrones de la muerte en El Salvador

Seguimos sobre el tema anterior... Detrás de los escuadrones de...

El FMLN reitera en El Salvador su esencia popular + video

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (Fmln)...