Justicia Social, Paz y Democracia para nuestros nuestros pueblos. Galería + video parte 1

Las comunidades de salvadoreños en Suecia realizaron el día de ayer 29 de octubre en la Capital Estocolmo una concentración a las afueras del edificio donde se encuentra la Embaja de El Salvador. (Nota que es motivo de otra nota en proceso). Las muestras de solidaridad y apoyo a las demandas justas del pueblo salvadoreño reciben un fraternal eco en las comunidadese pueblos hermanos y de la comunidad sueca. A continuación presentamos la primera entrega de la desaprobación y de salvadoreñas y salvadoreñas en la diáspora radicados en Suecia. En esta publicación dedicamos atención a la ciudad de Växjö, ubicada al sur de Suecia.

La actividad político cultural muestra un abanico solidario y consecuente con la lucha de los pueblos por su Liberación Nacional y por la defensa de la Soberanía y el respeto a la autodeterminación de los pueblos en nuestra Patria Grande y pueblos del mundo.

Después de la foto galería el comunicado de las ciudades de Karlskrona y Växjö de cara a la actividad Justicia social, paz y democracia.

Las Asociaciones de Salvadoreños de Småland y Blekinge en Suecia a la comunidad nacional e intenacional expresamos lo siguiente ante la realidad que se está dando en El Salvador:

Como parte de salvadoreños en el exterior y en este caso nuestras comunidades vemos con preocupación el desarrollo de los acontecimientos desde la llegada del Sr. Bukele a la presidencia ya que desde entonces se vienen dando pasos agigantados para desmantelar los espacios democráticos conquistados como consecuencia de la firma de los Acuerdos de Paz en 1992 que puso fin a 12 años de guerra interna y a 60 años de la oprobiosa dictadura militar.

Es importante que la comunidad intenacional y las generaciones nacidas post guerra conozcan  de las causas que originaron el conflicto armado y de la brutal represión a la que se sometió al pueblo bajo la conducción de militares y partidos oficialistas aliados con sectores de la oligarquía criolla en El Salvador. La violación sistemática de los derechos ciudadanos era el pan de cada día en formas de persecución, capturas, torturas, desaparecimientos, exilio y masacres como respuesta a las justas y legítimas demandas de los sectores populares.

El actual gobernante Bukele retoma el modelo dictatorial y persigue a quienes no comparten sus arrebatos y se empeña en llevar a la catástrofe económica, política, judicial al Estado salvadoreño. Desata campañas de odio y demonización de sus criticos como también persecución y encarcelamiento políticos.  Militariza el país con la justificación del plan territorial que en la práctica no es más que la negación de los derechos ciudadanos de libre movilización en el territorio nacional.

La deuda estatal ha aumentado astronómicamenteal grado de empeñar el futuro de las nuevas generaciones. Impone el bitcoin como moneda de curso legal a pesar de las protestas de la población.

Ante todos estos hechos antidemocráticos Exigimos: Cese a la Persecución política! Libertad a los Presos políticos y el respeto a la democracia en la nación

A continaución la versión al idioma sueco.

De Salvadoranska föreningarna i Småland och Blekinge i Sverige till det nationella och internationella samfundet uttrycker följande till den verklighet som äger rum i El Salvador:

Som en del av salvadoreanerna utomlands, och i detta fall våra samhällen, ser vi med oro på händelseutvecklingen sedan Bukele som är President i El Salvador. Sedan hans ankomst har stora steg tagits för att montera ner de demokratiska utrymmen som erövrats som ett resultat av undertecknandet av fredsavtalen 1992 som satte punkt till 12 år av inbördes krig och till 60 år av den hemska militärdiktaturen.

Det är viktigt att det internationella samfundet får kännedom om vad egentligen är det som pågår i El Salvador nu. Det släpper loss hatkampanjer och demonisering av demokratin.

Den systematiska kränkningen av medborgarnas rättigheter i former av politisk förföljelse och politiska fångar, människor försvinnanden, skrämsel och påtryckningar på den populära sektorns krav på rättvisa och respekt för demokrati.

Den nuvarande härskaren Bukele tar upp den diktatoriska modellen och leder den Salvadoranska staten till ekonomisk, politisk och rättslig katastrof. Det militariserar landet med motiveringen av den territoriella planen, som i praktiken inte är annat än förnekandet av medborgarnas rätt till fri mobilisering på det nationella territoriet.

Statsskulden har ökat astronomiskt i den utsträckningen att de nya generationernas framtid är i fara. I september införde bitcoin som lagligt valuta och betalningsmedel trots protester från befolkningen.

Inför alla dessa odemokratiska fakta kräver vi: Ett slut på politisk förföljelse! Frihet för politiska fångar och respekt för demokratin i nationen.

Vi hälsar det salvadoranska folket i sin kamp och hälsar FMLN!