91 años … La Lucha continúa …!!!

Recordar a Schafik significa
consolidar su pensamiento

Este año nos acercamos al natalicio 91 de uno de los grandes líderes de la izquierda

latinoamericana especialmente para El Salvador, líderes que les tocó enfrentar acompa
ñando a sus pueblos, luchas populares que se transformaron en revoluciones, derrotando

dictaduras apoyadas por el imperio norteamericano y las oligarquías más retrógradas de
sus respectivos países que hicieron de la represión, el asesinato y la desaparición de sus
opositores su estrategia fundamental para mantener el poder, gobernar y someter a sus
compatriotas a sus designios.
De esa casta de guerreros sociales es Schafik Jorge Hándal, que hoy celebramos su

natalicio en esta precisa coyuntura en El Salvador cuando se hace más que necesario recor-
dar su legado basado en las experiencias de la lucha que cambiaron las condiciones de vida

y que destruyó una tiranía para abrir las puertas a la democracia y a las rutas de la transfor-
mación que se ven amenazadas justo ahora por este régimen de Bukele y sus secuaces con

grupos oligárquicos de antaño empeñados en retornar al pasado.
Utilizan prácticas de sometimiento y represión para convertirse ellos en un nuevo
grupo oligárquico usando los recursos financieros del Estado, engañando a las clases más
desfavorecidas con discursos y acciones populistas sin base alguna ni plan ni rumbo como
país, por eso se hace necesario retomar a Schafik y el legado de lucha de tantos hombres y
mujeres que regaron con su sangre el camino de la lucha.

La lucha popular y social en El Salvador están prontas a cumplir 200 años ininterrum-
pidos y nos disponemos a seguir luchando contra otro nuevo intento de concentración de

poder del Estado en una persona que con discursos y banderas históricas del pueblo sal-
vadoreño quiere dar imagen de izquierda, lo que está lejos de ser, es en este marco que

el esfuerzo del Instituto Schafik Hándal por el pensamiento y legado de Schafik Hándal
adquiere un valor fundamental.

El régimen dispone de los medios de comunicación impresos, de los canales de tele-
visión y de las redes sociales de forma masiva para imponer su discurso provocando confu-
sión incluso en las propias filas de las fuerzas revolucionarias, y es entonces que se vuelve

más valiosa la experiencia de lucha de Schafik y sus enseñanzas para el debate esclarecedor

y para la consolidación de las fuerzas propias y de los aliados contra el dictador y sus se-
cuaces no se trata pues de un acto nostálgico por un grande de la historia social de lucha

del pueblo salvadoreño, se trata de consolidar pensamiento para el debate y la construc-
ción del frente más amplio posible para enfrentar sin vacilaciones las confusiones que se

generan tanto dentro de las propias fuerzas revolucionarias como con los aliados en estas
nuevas condiciones que tienen los mismos viejos fines de dominación.
Vaya pues nuestra contribución a esta tarea que hoy les presentamos.

Jorge Schafik Hándal
Director del Instituto Schafik Hándal

Schafik Hándal: vigencia de su legado

En las vísperas del 91 aniversario de su natalicio, el 13 de octubre, es patente la vi-
gencia del legado de Schafik Hándal, tanto en la acción en la lucha por la felicidad de sus

compatriotas como en las formas de debatir las maneras de alcanzarla, es decir, la fuerza de
las ideas y el pensamiento.

La necesidad de las ideas, de su debate y compresión, la educación y del conocimien-
to que permiten el convencimiento de la justicia de lo que se aspira y hace al ser humano

tenaz, valiente y con un alto sentido del honor, es lo que, con respeto, considero más útil
rescatar hoy de Schafik.
Almas vacías no construyen una sociedad con bienestar para todos, sin exclusiones,
que no abandona al desamparo a ninguna persona. La gloria está en el bien que se hace a

los demás, hasta en el más sencillo y humilde acto, es la que queda con gratitud en la me-
moria de los seres humanos.

Ese es el sueño de una sociedad mejor que inspiró a Schafik y cientos de miles de
salvadoreños y una meta por la que continúan trabajando y luchando sus continuadores e
incluso personas que fueron sus adversarios.
Schafik hizo de la prédica de esas aspiraciones democráticas, de justicia y libertad,
una actividad cotidiana, permanente, y jamás rehuyó su debate, pese a que los símbolos de
sus sueños, resumidos en dos palabras: socialismo y comunismo, han juntado a lo largo de
la historia para atacarlos a todos los poderes reales de la humanidad.
Sabía tener la razón: no hay justicia ni amor al prójimo para quienes se acuestan con

hambre, viven casi a la intemperie, no saber leer ni escribir, y sus hijos mueren de enferme-
dades comunes, ni en otras consecuencias de la dramática desigualdad y pobreza que aún

sufren muchas sociedades.

Raimundo López, 

Periodista y escritor

A 91 años del natalicio de Schafik  

¿Me preguntan qué creo yo estaría haciendo Schafik hoy en día, cuando cumple no venta y un años de edad? 

Estoy segura que Schafik estaría haciendo lo que hizo casi toda su vida. ¡El estaría lu chando junto a nuestro pueblo en contra de la dictadura de Bukele, como lo hizo en contra  de la dictadura de Martínez en 1944 y contra el militarismo hasta la firma de los acuerdos  de Paz en 1992! 

Como dirigente político Schafik Hándal estaría llamando de manera clara y contun dente a todo el FMLN a organizarnos, a movilizarnos y a marchar junto al pueblo para  acompañarlo en la lucha por sus reivindicaciones. 

A luchar contra el Bitcoin, como lo hizo en contra de la dolarización. Schafik estaría  luchando en contra de los despidos injustos de las trabajadoras y trabajadores, y en contra  de la corrupción gubernamental. ¡Estaría luchando en defensa de la letra y espíritu de los  Acuerdos de Paz! 

Estaría peleando en las calles, en las tribunas y con su pluma, como bien lo sabía hacer; estaría exigiendo la libertad de su amada hija Erlinda y la libertad de todas y todos  los presos y perseguidos políticos, sin distinción alguna de qué fuerza o sector pertenecen  cada una y cada uno de ellos.  

Schafik era coherente con lo que decía y hacía; tenía un profundo amor por la unidad  revolucionaria dentro del Partido y con el pueblo. Schafik estaría llamando a la militancia  del FMLN a levantar juntos las banderas populares, sin pretensiones personales de hegemonizar ni de arrastrarlas hacia posturas ambiguas, en estos momentos en que se requiere de mucha claridad y valentía frente al gobierno de Bukele, frente a la oligarquía y frente al  imperialismo. 

Shafick estaría buscando encuentros con distintos sectores de la sociedad para formar un frente común en contra de la dictadura. No estaría buscando revanchismos ni ajustes de cuentas. Con la claridad que tuvo siempre como revolucionario, comunista y estadista, Schafik siempre supo que las victorias son el resultado de la lucha de todo el pueblo. 

Dando el ejemplo, estaría en primera fila, sin pretensiones personalistas o mesiánicas,  por el contrario, estaría como siempre lo estuvo, dispuesto al sacrificio, como lo hizo hasta  el final de su vida. Luchando cara a cara en contra de la oligarquía, del oportunismo y ante  todo por las ideas revolucionarias. 

Silvia Cartagena de Mármol 

San Salvador, octubre 4 de 2021

91 años… la lucha continúa…¡¡¡ 

Unas breves palabras en homenaje a Schafik  

Conocí a Schafik en 1954 cuando recién yo había ingresado a la Facultad de Medicina  de la Universidad de El Salvador. Mis inquietudes políticas de izquierda, que venían desde  mis últimos años de la secundaria, me indujeron a relacionarme con los estudiantes de la  Facultad de Derecho de la Universidad de El Salvador que pertenecían a una de las organizaciones de la izquierda universitaria. 

Schafik era dirigente de esta organización. Luego establecí una cordial y camaraderil  de amistad con él, desde que lo conocí aprecié que era una persona inteligente, seria, res ponsable y políticamente con mucha claridad y conocimiento de la teoría revolucionaria. Mi  relación con Schafik se desarrolló con más firmeza cuando ingrese al Partido Comunista en  agosto de 1959.  

Referirse a Schafik Handal es hablar de un de los dirigentes políticos de la izquier da salvadoreña mas connotado. Fue por muchos años Secretario General del Partido Co munista, fundador y dirigente del FMLN. Entre sus múltiples participaciones importantes  podemos citar: ser miembro de la Comandancia General del FMLN y jefe de la Comisión  Negociadora del FMLN que culminó con la firma de los Acuerdos de Paz.  

Schafik al interior del FMLN por sus cualidades de dirigente, logro ser un verdadero  líder que gozó de mucha autoridad política, respeto y cariño. En el escenario de la política  nacional tuvo una actuación muy destacada y por su forma de hacer política y de relacio narse con sus amigos, adversarios e incluso enemigos; gozó de mucho aprecio. Schafik fue  un dirigente comunista muy respetado por la derecha de nuestro país. 

Schafik nos ha dejado un ejemplo de lo que debe ser un verdadero luchador social  revolucionario, nos enseñó que un luchador por la liberación de su pueblo, debe guiar su  accionar fundamentándolo en los principios y valores revolucionarios y que debe estar dis puesto, incluso a ofrendar su vida si fuera necesario. 

Schafik al mismo tiempo que nos dejó un ejemplo como luchador revolucionario  comunista, nos ha dejado un valioso legado de su pensamiento político que constituye un  importante aporte a la lucha revolucionaria salvadoreña. El pensamiento que nos ha dejado  Schafik es una contribución política significativa porque constituye un desarrollo del pensamiento marxista, partiendo de la realidad salvadoreña y centroamericana. 

El mejor homenaje que podemos rendirle a Schafik es ser consecuentes revolucionarios y darle continuidad a la lucha. Actualmente luchar con firmeza y contundencia contra  la dictadura neofascista bukeliana. 

Miguel Ángel Sáenz Varela

a 91 años … la Lucha continúa!!!

Schafik vive… la lucha continúa¡  

Se me ocurre que Schafik cuando celebraba los cumpleaños de camaradas y su familia, lo hacía en medio de la jocosidad -pero sin duda- siempre manteniendo el espíritu de lucha y asumiendo las batallas que el momento ameritara. 

De manera que al hablar de la memoria y su legado, recuerdo una reunión que marcó mi  idea sobre el pensamiento estratégico: fue una reunión en el Instituto Farabundo Martí donde  Schafik abordó la dimensión de la estrategia (ahí habían discursado Leonel González, Celina Monterrosa, Ileana Rogel, Roberto Hernández, entre otros; todos miembros de la Comisión Política del  FMLN) y de manera lapidaria hizo gala de su dominio de la estrategia (aclaró su lectura sobre los todopoderoso y promovidos “FODA”, que algunos “revolucionarios” gustan poner en práctica a  pesar de su origen en la concepción liberal burguesa) y establecía la necesaria unidad como una ofensiva, que era momento de anunciar una buena nueva al pueblo; tal como se había hecho cuando los sujetos políticos o vanguardia dispersa dieron paso al surgimiento del FMLN. 

Schafik Hándal en pleno siglo XX fue un digno heredero de Farabundo Martí; como comunista su altura moral y ética revolucionaria aun alumbra con sus planteamientos no solo el rumbo, sino  la esencia revolucionaria del FMLN; un firme luchador por la unidad de las fuerzas revolucionarias y del Partido al grado que muchos no siempre logramos entender sus postulados teórico-prácticos; con aportes al pensamiento crítico no solo de Nuestra América sino a escala mundial; es decir, hablar de Schafik para los militantes del FMLN es un honor por sus aportes, su legado como dirigente  y como pensador marxista. 

Hoy en el año 2021 nos encontramos en un proceso de instauración de una dictadura de  corte fascista; y con seguridad en los escritos del comandante Simón encontraremos claves para el rumbo de la lucha; a menos, que hayamos claudicado y nos postremos genuflexos ante el sistema capitalista decadente, el imperio yanqui y/o la oligarquía salvadoreña. La crisis del FMLN y la  arremetida de la derecha nos ha tenido en un período contrarrevolucionario y de reflujo de masas; sin embargo, el teatro de operaciones que pinta la realidad actual es muy dinámico y tal como lo advirtiera Schafik que en una época contrarrevolucionaria podría surgir una época revolucionaria;  podríamos intuir que la situación actual tiene fuertes signos de momento prerrevolucionario que  podría desencadenar una situación donde se ponga en el tapete el problema central de la toma del  poder. 

Urge que estudiemos el pensamiento de Schafik para entender el período actual; de manera  que con nuestra práctica no se mutile, ni castre al sujeto de la revolución, que no aborte la lucha  por la toma del poder, que no quede un sujeto revolucionario tipo “bonsai” como adorno para el  sistema de manera que únicamente lo valide y pueda ser exhibido por la clase dominante sin el mínimo de los asombros.  

Si Schafik es un digno heredero de Farabundo y las luchas de los revolucionarios en El Salvador y nos vamos a poner la camisa de Schafik pues como mínimo debemos preocuparnos por estudiar su pensamiento, aplicarlo creativamente y ser dignos continuadores de su  lucha.  

Feliz cumpleaños camarada Schafik.  

Comandante Simón: Ordene! Ordene! Que la lucha continúa! 

Vladimir Chan Chan

91 años… Comandante Simón…

Octubre entre los meses del año se considera un mes que confirma el fin del invierno
y el inicio del verano, anuncia un proceso de transformación constante en la naturaleza.
Un mes así y un 13 de octubre de 1930, vió la luz un niño como otros a quien sus
padres le llamaron Schafik Jorge Hándal Hándal. Educado con el amor y los principios que
le inculcaron su padre y su madre. Schafik Hándal, siendo aún un niño se compromete con
una causa legítima y justa de lucha por la liberación nacional de El Salvador.
Schafik Hándal nos recuerda con su ejemplo y palabra que las demandas de los
pobres son auténticas y es un derecho ponerlas de manifiesto ya que el ser pobre en el
sistema de explotación capitalista no es una opción, es producto del reparto desigual de

los beneficios y bonanza que ellos –los pobres- han sido y son la piedra angular de la pro-
ducción de esa riqueza de la cual son excluídos y marginados.

La pobreza no es un fenómeno social, económico ni político que afecta a cualquiera,
sino por el contrario está dirigido a quienes no pertenecen a la clase de los poderosos y de
los que venden su conciencia a costos de perder su dignidad humana al precio efímero y
pasajero de bienes temporales.
Schafik Hándal una vez más con su ejemplo nos convoca con su consigna: La Lucha
Continúa! a no caer en ser una izquierda duro blandita y no transar con aquellos que desde
siempre han estado del lado de la barbarie del sufrimiento y dolor de nuestros humildes.
Ahora es cuando y ahora es el momento decisivo histórico de seguir la estrella de
Farabundo Martí, Anastacio Aquino, Pedro Pablo Castillo, Febe Elizabeth Velásquez, Mélida
Anaya Montes, Apolinario Serrano, Mardoqueo Cruz y miles de seres anónimos que hacen
vigente la consigna LA LUCHA CONTINÚA!

En la actualidad el gobernante de turno un populista con popularidad ficticia crea-
da a través de los medios sofisticados y avanzados de la tecnología digital se infla como

un sapo y mientras más hinchado está se siente se cree fuerte, ignorando que no puede
ningún sapo soporta tanta infula de grandeza.
La lucha por una patria para todos y todas, sin exclusiones y consecuente con
el deber de transformar profundamente El Salvador es un mandato imperativo en
este momento.

Schafik vive en la luchas de nuestro Pueblo!

La Lucha continúa !

Joaquín Castro
FMLN Suecia

#InstitutoSchafikHándal #FMLNAntiImperialista
#CasaMuseoSchafikHándal #FMLNSocialista