POSICIÓN DEL FMLN SOBRE PRESUPUESTO GENERAL DE LA NACIÓN 2021

POSICIÓN DEL FMLN SOBRE PRESUPUESTO GENERAL DE LA NACIÓN 2021

Las diputadas y diputados del FMLN presentamos al pueblo salvadoreño nuestro planteamiento sobre el  Proyecto de Presupuesto General de la Nación para el año 2021, presentado por el Gobierno de El  Salvador a la Asamblea Legislativa para su estudio y aprobación. Luego de un exhaustivo análisis y de  haber realizado numerosas consultas a instituciones estatales, privadas y diversos sectores sociales, en  el marco del proceso de formación de ley, EXPONEMOS: 

1. En primer lugar, es importante aprobar el presupuesto en tiempo, como grupo parlamentario del  FMLN vamos a contribuir a ello. Por lo que expresamos nuestra voluntad de aprobar el presupuesto  2021, sobre la base que la asignación de recursos se oriente a las siguientes prioridades: 

a) A la atención de los sectores más vulnerables golpeados por la pandemia, la crisis económica y  la mala administración y corrupción del gobierno;  

b) A la reactivación económica, el empleo y la estabilidad laboral; y  

c) A reducir las brechas de desigualdad social, aplicando justicia redistributiva a través del  presupuesto del Estado. 

2. Es imperativo que el Presupuesto 2021 contribuya a dignificar la vida de las poblaciones más  vulnerables, por lo que apoyaremos se incorporen los recursos necesarios para: 

a) Apoyaremos los refuerzos salariales para maestros y ramo de educación, al ramo de salud,  seguridad pública y defensa.  

b) Incrementar 5% el salario de empleados públicos que ganan menos de mil dólares mensuales. c) Aumentar de la pensión mínima de jubilación para igualarla al salario mínimo, en beneficio de más  de 120 mil personas. 

d) Pagar la pensión básica universal a personas mayores de 70 años, hay más de 200 mil personas  desprotegidas que deben ser incluidas, en cumplimiento de la Ley de Protección y Desarrollo Social. e) Incrementar 60 millones al presupuesto de veteranos del conflicto armado, para completar los  162 millones que necesita el Instituto Administrador de Beneficios, destinados a pensiones de  excombatientes de la FA y FMLN, atención en salud a lisiados de guerra, becas de estudio para sus  hijos e hijas, beneficios a huérfanos, y a padres y madres que perdieron sus hijos en la guerra. 

f) Incrementar 20 millones a la Universidad de El Salvador –UES- para acceso gratuito, becas y  apoyo al programa de digitalización.  

g) Reincorporar los recortes a programas de atención a mujeres, a su salud sexual y reproductiva, y  

etiquetar los fondos destinados a cumplir con los mandatos de la ley para una vida libre de violencia  para las mujeres. 

h) Apoyaremos las inversiones para la construcción del nuevo Hospital Rosales y el Hospital  Regional de Nejapa.  

3. Se trata de un presupuesto en tiempos de pandemia y de una grave crisis económica. Por lo tanto,  es necesario eliminar todo gasto superfluo e innecesario y esos recursos reorientarlos a las  prioridades sociales y de reactivación económica. Para ello proponemos eliminar: 

a) El gasto del gobierno en publicidad, que lo derrocha en propaganda partidaria. b) El millonario gasto en consultorías, que lo utiliza para contrataciones oscuras y de empresas para  mejorar su deteriorada imagen en el extranjero. 

c) Las plazas ad honorem. 

d) Los seguros médicos privados para funcionarios. 

e) La compra de vehículos para funcionarios. 

f) Los gasto suntuosos de los funcionarios del gobierno. 

g) Los gastos del Organismo de Inteligencia del Estado para espiar a la ciudadanía, a la prensa y a la  oposición política. 

4. Proponemos también reforzar el presupuesto a las instituciones contraloras del Estado, que velan  por la protección de derechos humanos, transparencia, rendición de cuentas, persecución del delito y  lucha contra la corrupción. Vamos a garantizar el presupuesto FODES para las municipalidades al que  por ley tienen derecho. Para los rubros de defensa y seguridad pública, proponemos NO incrementar  partidas que fomenten el militarismo y atenten contra la democracia, y aprobar lo relativo a  remuneraciones. 

5. Queremos dejar sumamente claro que NO vamos a aprobar más endeudamiento, ante el uso  oscuro, irresponsable e ineficiente que ha hecho el gobierno de la deuda pública. De modo que en el  2021, NI UN CENTAVO MAS DE ENDEUDAMIENTO. 

Somos conscientes de las de ciencias y vacíos del presupuesto 2021 presentado por el gobierno por lo que  dejamos constancia que este presupuesto debe de tener una reorientación de recursos para corregir las graves  inconsistencias que este presenta. 

Los fondos públicos no deben ser utilizados para campañas partidarias, para atacar la democracia para perseguir  críticos al Ejecutivo. El presupuesto 2021 debe responder a las necesidades de la gente, a sus preocupaciones,  actuales y futuras, a las familias salvadoreñas. 

San Salvador, 14 de diciembre de 2020.