21 funcionarios “Ad Honorem” cobran salarios exorbitantes: PROES

Mientras las condiciones de vida de la población empeoran en medio de la pandemia del Covid-19, funcionarios de gobierno “Ad honorem” gozan de salarios exhorbitantes, denunció esta tarde PROES

El Movimiento de Profesionales por la Transformación de El Salvador (PROES), denunció que el presidente Nayib Bukele y su gabinete intentan engañar a la población, presentando a sus funcionarios como trabajando “ad honorem”, cuando en realidad cobran altos salarios y se niegan a transparentar la gestión de millonarios recursos.

“Es un hecho público que al menos 21 funcionarios del órgano Ejecutivo, que se presentaban como “Ad Honorem”, que trabajaban “sin retribución alguna” o “de forma honoraria”, en realidad cobran salarios exorbitantes. En algunos casos realizan funciones que están asignadas a 2 o 3 plazas diferentes y que son incompatibles”, expresa PROES a través de su comunicado.

Como ejemplo emblemático, PROES menciona al secretario Jurídico de la presidencia, quien admitió públicamente que tiene más de una plaza asignada y un salario por asesorarse a sí mismo, sin embargo se niega a expresar de cuánto es su exorbitante salario. Este caso fue denunciado ante el Tribunal de Ética Gubernamental por ciudadanos, por violentar la Ley de Ética Gubernamental.

Otro caso es el del ministro de hacienda, Nelson Fuentes, quien según lo informado por medios de comunicación gana $7,500.00 mensuales, porque tiene plaza de ministro y asesor.

“Es inmoral que un asesor incompetente gane cerca de $16,300 mensuales, mientras miles de personas piden alimentos con banderas blancas en carreteras y frente a sus viviendas. Y es más inmortal que ese y otros funcionarios del Ejecutivo digan que trabajan “Ad Honorem”.

Ante esta situación, piden a la Asamblea Legislativa emitir una Ley que establezca un salario máximo equivalente a 10 salarios mínimos equivalente a $3, 040.00 en los órganos del Estado.

Escrito por Redacción Verdad Digital25 mayo

Fuente: https://verdaddigital.com/