En El Salvador desde la conquista colonial del reino español y sus hordas invasoras en los años 1500, nuestro pueblo ha estado en pié de lucha contra el sometimiento, la barbarie, esclavitud y toda forma de opresión.

Somos una nación Rebelde por naturaleza que ama la libertad en todo el sentido de su palabra y significado sin adornos ni manipulaciones mediáticas que utilizando ese substantivo engañan, mienten, manipulan y tergiversan su verdadero significado.

Libertad, Democracia, Derechos constitucionales, derechos humanos cobran vida cada día en la realidad cotidiana cruda y salvaje a la que se ha sometido nuestros semejantes en el campo, en la ciudad masas de mujeres y hombres, niños y ancianos que han trabajado y trabajan toda su vida pagando impuestos, con salarios por debajo del minimo de subsistencia.

Leyes injustas, aparatos represivos encubiertos con el nombre de cuerpos de seguridad pública que acallan las voces de protesta. Leyes que les da derecho a «detener», capturar, encarcelar, torturar, humillar a otro ser humano sin causa ni base real alguna. Hemos luchado y estamos firmes e inclaudicables en hacerlo. Somos Pueblo, Somos FMLN.

En tiempos de Pandemia como las que vivimos en el mundo entero, cada gobierno y sus equipos de contención intentan detener el aumento del contagio y fortalecer la atención a nuestros semejantes que de una u otra forma han sido contagiados. Esa persona enferme podrías ser vos, tus hijas o hijas, tus padres, o abuelos.

En momentos como éstos, la Unidad Nacional es necesaria, para enfrentar Juntos un mal que puede afectar a cualquiera, sin distinción es, debe y tiene que ser el punto de partida para salir adelante con el mínimo de pérdidas en vidas humanas.

No es mediante medidas de coherción, de impocisión y menos de llamados al odio de fomentar pánico colectivo, crear crisis de poderes constitucionales a propósito y con métodos híbridos falseando datos, mintiendo y comparándose con países del priner mundo con nuestro pulgarcito del tercer mundo.

La incipiente democracia que tenemos en El Salvador es producto de decenas de años de lucha y combatividad de nuestro pueblo y su pueblo organizado y sus organizaciones representativas que hemos luchado y seguimos haciéndolo enfilados en el FMLN dentro y fuera de nuestro país luchamos consecuentemente por la cosntrucción de la Democracia que por una vez por todas reconozca los derechos de nuestro pueblo.

Rechazamos, Condenamos y Repudiamos la violación de los derechos humanos contra la ciudadanía.

Hacemos un llamado a las bases de las Fuerzas Armadas, de la PNC y del CAM a No agredir a sus propios hermanos y hermanas, pues cada untegrante de esas mismas instituciones provienen de cunas humildes.

Instamos a los moviemientos sociales, populares, eclesiales, empresarialaes, profesionales, intelectuales y a toda conciencia progresista a pronunciarse contra toda acción punitiva en detrimento de la población y a decir: Basta ya! a la prepotencia y soberbia sistemática del actual gobenrnante Nayib Bukele, sus ministras y ministras, así como a los testaferros de la mentira y falsedad.