Costa Rica manda a llamar a embajadora de El Salvador tras declaraciones de Bukele

El Canciller de Costa Rica, Rodolfo Solano mandó a llamar a la embajadora de El Salvador en el país, Ana Patricia Pineda Salinas, para expresar la «legítima preocupación» por las declaraciones «sin fundamento» esgrimidas anoche por el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, quien alegó que Costa Rica tomó una ‘decisión política’ de reducir la cantidad de pruebas diarias de COVID-19 y que eso está dando la falsa sensación de un aplanamiento de la curva de contagios.

En declaraciones a Noticias Columbia esta mañana, Solano afirmó que Bukele fue mal asesorado, le suministraron datos incorrectos y que la estrategia costarricense contra la pandemia ha sido ampliamente elogiada por propios y extraños.

«Está demostrado por el Ministerio de Salud que las políticas que hemos estado estableciendo desde el punto de vista de testeo son las que corresponden. El ministro Salas ha sido ampliamente enfático de cuál es el mecanismo que el país está implementando y ha sido ampliamente reconocido internacionalmente el nivel de atención que el país ha dado a la pandemia», dijo el Canciller.

Solano además envió varias indirectas hacia el mandatario salvadoreño, incluido el que la institucionalidad costarricense se ha mantenido durante la atención a la pandemia, y también el respeto a los derechos humanos.

«Quisiera celebrar que nuestro presidente y nuestros ministros visitan la Asamblea para rendir un informe de labores de conformidad con nuestras normas constitucionales, y no se hace presente al Parlamento haciendo desplantes de poder», agregó Solano. Meses atrás, Bukele irrumpió en el salón del Congreso salvadoreño acompañado del Ejército en un incidente que fue ampliamente condenado por la comunidad internacional.

El Canciller declaró que la respuesta que Costa Rica dará a las manifestaciones tendenciosas de Bukele será política y no diplomática y que espera que el tema no pase de allí, pues hay mucho trabajo por hacer en Costa rica.

«Es una manifestación en mi condición de rector de la política exterior del país a través de un comunicado y estaré conversando con (la) embajador(a) de El Salvador acá, sobretodo porque nos preocupa que los asesores del presidente Bukele le suministren datos incorrectos y estén induciendo a error. Es responsable advertir que cuando se informa inadecuadamente se están generando situaciones de desconfianza que en nada ayudan», agregó Solano.

Esto se responde desde la perspectiva técnica, ahí están los números, hablan por sí solos.

La respuesta oficial

Al filo del mediodía, el Gobierno de Costa Rica envió un comunicado de prensa con la respuesta oficial del país a las declaraciones de Bukele. En él se señala que el país manifiesta su «preocupación» por las declaraciones del mandatario salvadoreño.

«El Ministro de Salud de Costa Rica, Dr. Daniel Salas Peraza, ha explicado y expuesto, de manera reiterada, la metodología utilizada por nuestro país, la cual cuenta con el reconocimiento de la comunidad internacional y de las agencias especializadas de las Naciones Unidas, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Costa Rica mantendrá de manera inquebrantable su vocación histórica por promover dos grandes pilares: la institucionalidad democrática y el respeto absoluto a los derechos humanos», dice el comunicado.

El Gobierno afirmó que esos dos pilares soportan lo construido por el país a lo largo de décadas, y que hoy permite a Costa Rica gozar y disfrutar, entre otros grandes logros, de un sistema de salud de primer nivel.

«La pandemia del COVID-19 no distingue fronteras, nacionalidades, ni condiciones sociales o económicas. Por ello, Costa Rica seguirá enfrentando la actual amenaza sanitaria potenciando el conocimiento científico y técnico, construyendo a partir de los principios y valores universales que le caracterizan, y aportando decididamente a la solidaridad internacional», agrega.

Ponemos a disposición de todos los pueblos nuestras mejores prácticas en salud pública para que, juntos, sumemos esfuerzos y propongamos soluciones.