CIRAC: Exige frenar amenazas y de despidos de trabajadores

Coordinadora Intergremial “Rafael Aguiñada Carranza”

Ante la situación que está atravesando la clase trabajadora salvadoreña frente a la pandemia COVID-19, los despidos y las violaciones a los derechos humanos, los Sindicatos y Federaciones que pertenecemos a La Coordinadora Intergremial Rafael Aguiñada Carranza – CIRAC manifestamos: 

1. Hemos denunciado el preocupante y alarmante número de trabajadoras y trabajadores de Salud y del Cuerpo de Agentes Metropolitanos de San Salvador CAM, entre otros, que se han contagiado por la falta de equipos adecuados de protección ante la pandemia, y el poco acompañamiento ante estos casos del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, a quien demandamos aplicar el marco legal para proteger la vida de los trabajadores/as, que haga funcionar los Comités de Prevención de Riesgo en los Lugares de Trabajo y sancionar con todo el peso de la ley a aquellos que atenten en contra de los mismos. 

2. Le tomamos la palabra al Ministro de Trabajo Oscar Rolando Castro, que en diferentes conferencias de prensa ha recalcado que no permitirá despidos en los lugares de trabajo, por tanto le exigimos frenar las amenazas y despidos en las diferentes empresas e instituciones gubernamentales y municipales, como por ejemplo: la Alcaldía Municipal de San Salvador, que por el simple hecho de denunciar la falta de equipos de protección, en una acción inhumana, arbitraria y violatoria al marco legal, el Alcalde Ernesto Muyshondt ha despedido a 41 trabajadores que son cabezas de familias, lo que agudizará aún más la crisis sanitaria, económica y social que ya viven las familias salvadoreñas debido a la pandemia. 

3. La situación económica complicada que vive la clase trabajadora se ha agravado con los costos adicionales que ha traído consigo la pandemia, situación que se puede agudizar si las autoridades no aplican medidas urgentes como el aumento al salario mínimo, acción que serviría de respiro para iniciar la reactivación de la economía, por lo que demandamos al Consejo Nacional del Salario Mínimo tomar en serio su trabajo y aprobar el incremento al salario mínimo para los trabajadores de la ciudad y el campo, el cual debió realizarse en diciembre 2019. Les recordamos que las organizaciones sindicales les presentamos nuestras propuestas en los tiempos que establece la ley. 

4. Rechazamos las medidas que propone el FMI (reajuste fiscal) que busca aumentar la carga tributaria a las grandes mayorías, como por ejemplo: imponer un aumento del 2% al IVA. Somos conscientes que las medidas tomadas a raíz de la pandemia trae consigo menos recaudación fiscal, por lo que proponemos se haga una revisión al Presupuesto General de la Nación, comenzando por la eliminación de gastos innecesarios, como los $ 22.55 millones de dólares destinados a publicidad, salarios onerosos, viajes y gastos de representación exorbitantes de funcionarios, así como también se podría aprobar el impuesto al patrimonio y reducir la brecha de la evasión y elusión fiscal. 

5. Mantenemos nuestra lucha por un sistema de pensión autónoma y la eliminación de las AFP’S, las cuales en los últimos días se han visto salpicadas por las declaraciones de funcionarios del gobierno en donde se cuestionó que dichas instituciones, no cuentan con liquidez para que los afiliados (cotizantes) puedan retirar hasta un 50% de sus ahorros. 

6. La alianza Obrero – Campesina de la CIRAC, propone la extensión del bono de los $300 dólares para que sea entregado a las familias necesitadas, por lo menos dos meses más (abril y mayo), además que se incorporen a todas aquellas que en la primera entrega no salieron beneficiadas y necesitan del recurso para poder subsistir en esta pandemia. 

¡Trabajadores/as del Campo y la Ciudad Uníos! 

¡Viva la alianza Obrero – Campesina! 

San Salvador, 28 de abril de 2020. 

Coordinadora Intergremial “Rafael Aguiñada Carranza”

Foto de archivo