Un día como hoy, hace 40 años en la historia de nuestro pueblo con profundo dolor se preparan las Exequias fúnebres de quien en vida fuera Oscar Arnulfo Romero y Gáldamez, Monseñor Romero. Sacerdote, Profeta y Mártir que devolvió la Voz a los que no la tenian. A quienes desde siempre habían y siguen siendo olvidados e invisibilizados por las estructuras dominantes de poder.

Monseñor fue señalado por la oligarquía reclacitrante como un «comunista» subversivo cada vez que denunciaba las injusticias y represión cometidas por los gobiernos militares de la dictadura.

Monseñor devolvió al pueblo la Fé en el Dios de los Pobres, en el Dios de los humildes. Su entrega, abnegación y amor a su rebaño como llamaba él a su Diócesis lo llevó a estar en conflicto incluso con sectores oscurantistas de la misma Iglesia y Credo que él enseñaba y encarnaba.

Sacerdote que sin dejar su sótana deja la Iglesia físca para ir al encuentro con la Iglesia Viviente, Iglesia representada en la y el más humildes de su rebaño.

Rompe tradiciones y normas que el Sacerdote y el Obispo tradicional celebra los cultos a Dios desde el púlpito encerrado en cuatro paredes pregonando el amor a Dios y sirviendo a los ricos.

Romero, el hombre nacido en una familia humilde en el oriente del país es el regalo del Dios de los Pobres a su Pueblo y con el Evangelio de las Buenas Nuevas para su Liberación.

Denuncia constantemente abusos brutales cometidos por aquéllos cuerpos de seguridad que siembran el terror y el miedo estatal. Denuncia abusos de los despidos de la patronal, salarios injustos, denuncia capturas y desaparecmientos abitrarias a manos de esos cuerpos de represión. Llamó sus cosas por su nombre oponiéndose a todo aquéllo que atentara contra lo más sagrado que es la Vida del Ser Humano.

Romero denuncia a la oligarquía a la tiranía instaurada desde 1930 , hace llamado a la administración de Carter entonces Presidente de Estados Unidos a que deje de apoyar a la dictadura, a las bases del ejército y cuerpos punitivos en el Nombre de Dioa a que cesara la represión.

Tras varios intentos de asesinato en su contra y la represión aumentando en salvajismo y barbarie dirigida hacia los sectores sin tierra, sin pan, techo ni derecho alguno cae asesinado cuando oficiaba Misa un 24 de marzo y sus exequias fúnebres un 30 de marzo. A pesar de una cantidad de delegados, invitados de muchos países, la dictaudra envalentonada arremetió una vez contra el pueblo cubriendo las calles de sangre una vez más.

Monseñor Romero Hijo del Pueblo Salvadoreño, Sacerdote, Pastor, Profeta y Mártir de los silenciados y reprimidos por siempre.

Este 40 aniversario nuestro pueblo lo vive a las vísperas de Semana Santa y bajo la pandemia del corona virus una vez en represión por parte del populismo disfrazado de izquierda. Nuestro pueblo es obligado a arrwsto domiciliario con el pretexto de la cuarentena y evitar el temible virus. Mientras tanto en contubernio con la derecha el actual presidente de nuevas ideas demuestra que no las hay, son viejos métodos, ideas e impocisiones sistemáticas estatales de gobernar mediante imponer el terror en la población.

Hagamos Honor a la Memoria de Monseñor Romero, Santo de América y de los Pobres desenmascarando la fachada populista que maltrata y se ensaña contra nuestro pueblo.

FMLN Saluda con Cariño y Respeto a Nuestro Santo Mártir.

Con Farabundo y Romero, la Lucha es del Pueblo entero!

Monseñor Romero, Resucita en el Pueblo!

FMLN recuerda con respeto y devoción su amor por los Pobres.