Derecha, vieja y nueva, disputan quién administrará los fondos de ayuda económica

La vieja y nueva derecha han entrado en la disputa de quién controlará los fondos para la ayuda económica que supuestamente se le dará a los salvadoreños.

El gobierno de El Salvador solicitó un préstamo de hasta 2 mil millones de dólares para la Emergencia Nacional, provocada por la pandemia del COVID19.

La derecha parlamentaria sugirió la creación de un comité de transparencia para la administración eficiente de los recursos. El Gobierno propone se “excluyan” ´por un momento los controles de transparencia para dicho pedido.

El diputado del partido Arena, Norman Quijano sugirió en la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto la creación de un Comité liderado por ANEP, CAMARASAL, FUSADES y Murray Meza, tal y como se hizo en la época de los terremotos, y administrar de mejor medida los recursos.

Por su parte, el Gobierno de El Salvador sugiere que sea la CICIES y personal de “confianza” del presidente Nayib Bukele, sean quienes administren dichos fondos. Y aquí inició el entrampamiento de dicho préstamo.

Las negociaciones han dejado a un lado a los demás partidos políticos, principalmente al FMLN.

En redes sociales, tanto el partido Gana, como el partido Arena y funcionarios de Gobierno han entrado en una pelea por desprestigiarse y ver quién gana la administración de los recursos.

Aquí está en juego las empresas de quién estarían beneficiadas. La ANEP es quien vela por los intereses de la Gran Empresa, así como personal del Gobierno de confianza del Presidente que tiene empresas farmacéuticas muy interesadas en el botín de los 2 mil millones de dólares para el sector salud.

“Malditos ojalá se pudran en el infierno están extorsionando al gobierno. Solo piensan en llenar sus bolsillos para las próximas elecciones”, escribió en un post de twitter el diputado de Gana Numan Salgado.

Asimismo, en un comunicado de prensa, FUSADES reiteró que “cualquier endeudamiento público para atender la emergencia por el COVID-19 necesita transparencia en la discusión legislativa y en la ejecución de los recursos. Las instituciones que velan por la transparencia y la lucha contra la corrupción deben cuidar que se haga un uso adecuado de los fondos y abrir espacios de auditoría ciudadana”.

El Gobierno de El Salvador, en boca del secretario privado de la presidencia, Conan Castro, reveló que había una negociación con el partido Arena en base a la confianza: “nos sentados leemos la redacción estamos de acuerdo punto por punto… tuvimos una reunión hace unos días con una fracción, con la fracción de Arena y hablamos de construir en base a la confianza, pero este día rompieron este acuerdo, no podemos construir en base a la confianza cuando nos damos la mano y diez minutos después cambian las redacciones”.