Deterioro del sistema de salud afecta a sectores de menos recursos

Ante el deterioro del sistema de salud, Profesionales por la Transformación de El Salvador (PROES) hace las siguientes consideraciones:

  1. El 2019 cerró con un incremento exorbitante de las enfermedades prevenibles que más afectan a la población de bajos ingresos. En los casos de parotiditis infecciosa y dengue, el incremento es dramático, como puede verse en el siguiente cuadro. También crecieron las muertes por dengue, neumonía y diarrea. 

Datos comparativos de enfermedades y muertes Evento Semana 52 

año 2018 

Semana año 2019 52 

Diferencia Aumento 

Casos sospechosos de Dengue 8,443 27,470 19,027 225%

Casos sospechosos de Chikungunya 388 683 295 76%

Casos sospechosos de Zika 480 817 337 70%

Parotiditis Infecciosa 232 2,289 2,057 887%

Fallecidos por Dengue 8 14 6 75%

Fallecidos por Neumonía 767 1,028 261 34%

Fallecidos por Diarrea 49 63 14 29%

Fuente: MINSAL. Elaboración propia a partir del Boletín Epidemiológico Semana 52, años 2018 y 2019

  • El aumento de las enfermedades y su letalidad se debe al abandono del modelo de salud integral impulsado por la reforma iniciada en 2009, la cual permitió que la mortalidad materna disminuyera de 49 por 100,000 partos a 28 por 100,000 partos en 2018, que la mortalidad infantil bajara de 23 a 9 por 1,000 nacidos vivos y que otras variables de salud tuvieran mejorías.

El modelo integral desarrolla un abordaje intersectorial, centrado en la persona, la familia y la comunidad, fundamentado en una política de promoción de la salud y de prevención de las enfermedades. Su éxito en El Salvador es reconocido por la OPS.

  • El abandono de la reforma se expresa en el desmantelamiento de los ECOSF y el despido del personal encargado de las estrategias del control de zancudo, lo que ha provocado epidemias de dengue, zika y chikunguya.

Esa realidad también demuestra que no hay más abastecimiento de medicina en los hospitales.

  • Pese al aumento en las enfermedades, el presupuesto 2020 del MINSAL tiene un recorte de US$33.5 millones en el primer nivel de atención, responsable de la prevención, afectando a los ECOSF y debilitando establecimientos de salud más cercanos a la población vulnerable, como las Unidades Comunitarias de Salud Familiar y los Hogares de Espera Materna.
  • El Gobierno se ha alejado del abordaje de la salud como derecho humano para impulsar un modelo centrado en la curación, que tiene un alto costo, amplía las brechas de acceso, afecta sobre todo a las personas de escasos recursos y solo beneficia a los dueños de laboratorios, droguerías y farmacias, entre ellos los integrantes de la familia Bukele, quienes se lucran con las enfermedades de la población. 

San Salvador, 17 de enero de 2020 

https://www.facebook.com/PROESSV/ https://twitter.com/PROESSV movimientoproes@gmail.com