La medicina amarga de los 100 días de gobierno con Bukele

Análisis de los medios, 6 al 12 de septiembre de 2019

Hace más 100 días Nayib Bukele amenazó sobre la “medicina amarga” que haría tomar el país para que El Salvador pudiera “sanar”.

Ese saneamiento que el gobierno de Bukele está liderando ha dejado en claro su posición contraria ante sectores desfavorecidos, a pesar que una buena parte de la población salvadoreña piensa que el trabajo del gobierno está resolviendo “elementos pendientes”.

La realidad es otra, las decisiones que se han tomado como los despidos injustificados plagado de intenciones de persecución política, el aumento de las tarifas de energía eléctrica y gas propano que afectan el bolsillo de los trabajadores; cierres de algunos ECOS, desabastecimiento de agua potable por más de 30 días en algunas zonas, entre otros, demuestran rasgos de la naturaleza de este gobierno: neoliberal y servil a intereses de la derecha salvadoreña y mundial.

Decisiones como cierres de programas como “Jóvenes con todo” o el congelamiento del programa de alfabetización, son el inicio de esa medicina amarga que justificará decisiones arbitrarias para perseguir, revertir y negar el legado que dejaron los gobiernos del FMLN.

El presidente Nayib Bukele no necesitó 100 días para demostrar su afición por entregar nuevamente el país a Estados Unidos; con la estrecha relación y bajo el discurso del “mejor aliado” justifica su silencio ante las repetidas violaciones a los migrantes salvadoreños de parte de las autoridades norteamericanas y se alía a intereses oscuros contra países como Venezuela y Nicaragua.

Los cuestionamientos hacia este gobierno empiezan a surgir con más fuerza. Por ejemplo, que en 100 días no pudo declarar su patrimonio ante probidad o el uso continuo de la partida secreta, los gastos excesivos en sus eventos, y contradicciones entre lo que prometió en campaña para este período.

Ante ese discurso populista, se empieza a cuestionar sobre realmente quién deberá recibir esa medicina amarga, con las medidas que han implementado solo han afectado a sectores populares, para que el beneficio sea para esa élite que le respalda y busca crecer a costa de la dignidad nacional. 

Será necesario desenmascarar ese gobierno virtual en el cual un importante sector de la burguesía se ha tomado los mejores puestos que garanticen la defensa de sus intereses (contrarios a los intereses populares).

 

Breve listado de medidas adoptadas por gobierno de Gana -Nuevas Ideas

1. Despido arbitrario de más de mil empleadas y empleados públicos, entre ellas mujeres embarazadas y personas con discapacidad.

2. Aumento de la factura de energía eléctrica y del precio del gas propano.

3. Cierre de dos Equipos Comunitarios de Salud Familiar: el de Santa Gertrudis, municipio San Martín, y el de Amate Blanco, del municipio de El Porvenir.

4.Rechazo al decreto que le permitía a mil docentes jubilarse y recibir una compensación económica, pues sus pensiones son de miseria.

5. Desabastecimiento de agua potable durante más de 30 días en municipios de la zona norte del gran San Salvador.

6. Desconocimiento de la Directiva del Instituto de Veteranos electa por veteranos del ejército y ex-combatientes del FMLN, suspendiendo beneficios a ese sector.

7. Cierre del programa Jóvenes ConTodo, en perjuicio de más de 30 mil jóvenes.

8. Congelamiento del programa de Alfabetización iniciado durante la gestión del FMLN, que logró bajar el analfabetismo del 14 al 6 por ciento.

9. Abandono de los programas de reparación para personas afectadas por la masacre de El Mozote y por otros casos de la guerra.

Fuente: Coelctivo de Análisis de la Realidad