Díaz-Canel en La Habana y Mayabeque: Lo que no cambia es la voluntad de resistir creando

«Hay que trabajar distinto, porque los tiempos son distintos y lo que no cambia son los principios, la creatividad y la solidaridad con que nos entreguemos a encontrar soluciones. Lo que no cambia es la voluntad de resistir creando. Lo que no cambia es el espíritu de los cubanos».

Con esa convicción, el Presidente de los Consejos de Estado y Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, inició este viernes las visitas a las provincias La Habana y Mayabeque para evaluar la implementación de las medidas que hacen frente a la actual situación energética.

Acompañado por el miembro del Buró Político Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, así como por otros funcionarios del Partido y el Gobierno, Díaz-Canel subrayó que todas las estrategias diseñadas parten de la experiencia y el aporte de todos, y no de la improvisación.

Reiteró que «esta es una situación coyuntural de desabastecimiento de combustible, no de otras cosas, y se debe, en primer lugar, a la agresividad del Gobierno de los Estados Unidos y su ensañamiento con Cuba. El imperio no se da cuenta que hay pueblos que tienen dignidad y están decididos a hacer lo que sea por mantener su dignidad, su soberanía, y no se amilanan».

Su intención, apuntó, «es mostrarnos como un gobierno incapaz, ineficiente y con eso buscar un estallido social. La salida desde nosotros es denunciar todo lo relacionado con esa política hostil».

No obstante, explicó que es preciso tener claro que no estamos en una situación normal y tampoco lo estaremos después del día 15. El día 14 entra un barco con combustible, pero tendremos que alargarlo hasta finales del mes de septiembre. Por tanto, al decir de Díaz-Canel, «estamos trabajando con medidas de mitigación, convocando a mucha solidaridad, comprensión y apoyo».

En sus palabras ratificó conceptos de trabajo fundamentales para lograr implementar las medidas: el trabajo político-ideológico desde todos los ámbitos de la vida económica, social y política del país; la preparación de los delegados de todas las circunscripciones para explicarles a los pobladores; y la disposición de cerrar filas a la contrarrevolución, a la que vamos a enfrentar con el pueblo y nuestros argumentos.

«Hay que trabajar distinto, con valentía, inteligencia, responsabilidad, optimismo, creatividad, sin lamentaciones y con seguridad. Estamos limitando cosas, deteniendo actividades, pero buscando en todo lo posible minimizar las afectaciones a la población, buscando en todo lo posible proteger a la población y en eso nos hace falta una actitud ejemplar de los dirigentes», aseveró.

El llamado del Presidente cubano fue claro: a trabajar con unidad, con patriotismo, a incorporar a los jóvenes, a ahorrar en todo, especialmente el combustible, a no permitir la subida de precios, el acaparamiento ni la especulación.

La vinculación de la gestión estatal y no estatal fue otra de las orientaciones del mandatario. Además, defendió el concepto de que detener actividades no implica interrupción sino cambio de labor.

A su juicio, «en la misma medida que salgamos de esta situación, que aportemos soluciones para el futuro, todos vamos a ser mejores cuadros, mejores servidores públicos, mejores revolucionarios, mejores ciudadanos. De esta situación saldremos más fortalecidos».

El trabajo y ambiente en la Ciudad nos da confianza en superar la situación

Díaz-Canel en intecambio con las autoridades de La Habana. Foto: Estudios Revolución

“En las revoluciones siempre hay que estar proactivos”, fue un mensaje cardinal del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, transmitido a los principales dirigentes de La Habana en la mañana de este viernes en la reunión de trabajo realizada para conocer de primera mano las medidas que se implementan para enfrentar la situación coyuntural con el abastecimiento de combustible.

Como una reunión sumamente aportadora consideró Díaz-Canel la desarrollada en la capital del país, la primera de las que en los próximos días se desarrollarán a lo largo y ancho del territorio nacional, no solo para ver en qué tenemos que apoyar a los territorios, sino también para ver cómo están trabajando y “sobre todo para aprender de sus aportes y socializar las mejores experiencias”.

Destacó las decisiones que se han adoptado en el territorio habanero como ubicar durante la mañana a los principales cuadros de dirección en las terminales, donde tenemos hoy un punto neurálgico; y destinar un servicentro para priorizar el abastecimiento de combustible a casos de emergencia y que estos no compitan con la cotidianidad del trabajo en la urbe.

“La manera en que hemos visto que se ha trabajado en La Habana y cómo está el ambiente en la ciudad, nos da confianza en que vamos a superar esta situación”, reflexionó.

Particularmente sobre la transportación pública en la capital enfatizó en la urgencia de lograr que ningún carro viaje vacío y que los choferes se concienticen con la actual situación, al tiempo que reconoció que las personas han ido compartiendo historias bonitas, que dicen mucho de la solidaridad del cubano.

Al explicar cómo se prepara la provincia para hacer frente a la actual situación y garantizar las principales actividades del territorio, Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, destacó entre las prioridades de trabajo el ahorro de electricidad y combustible; los sistemas de control; y la protección de los servicios básicos como el transporte, la higiene comunal, los alimentos, la salud, la educación y el abasto de agua.

Detalló que la Unión de Empresas de Comercio y Gastronomía garantiza la elaboración en todas las unidades del Sistema de Atención a la Familia con calidad y en las frecuencias establecidas. Entre otras medidas, se han desplazado los servicios en los horarios pico en las bodegas y reordenado las capacidades de cocción de los alimentos en restaurantes, cafeterías e instalaciones de alojamiento, con la consecuente paralización de hornos y cocinas eléctricas en esos horarios.

Sobre el caso particular del transporte refirió que se ha ubicado la mayor cantidad posible de inspectores estatales y otros funcionarios en las paradas y puntos de mayor concentración de población, con el propósito de organizar y apoyar con otros vehículos el trasiego de pasajeros hacia los diferentes puntos de la ciudad.

Ante la urgencia de reducir los niveles de transportación, en correspondencia con las cifras de combustible recibidas, se ha tenido en cuenta garantizar el 100% de las confrontas en las rutas que tienen este servicio; así como priorizar las líneas principales por las cuales se transporta la mayor cantidad de pasajeros, principalmente en los horarios de 6:00 am- 8:00 am y de 3:00pm-7:00pm.

El ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, refirió que se debe tener presente que desde La Habana salen mercancías para diferentes lugares del país y que es necesario garantizar, al igual que la transportación nacional de pasajeros que en los próximos días, como ya se ha informado, requerirá de disímiles ajustes.

En lo referido a la generación de electricidad la decisión es de apagar los centros administrativos en los horarios pico y desplazar de estas horas los consumos posibles en los centros productivos, fundamentalmente procesos de las industrias que por su importancia no puedan paralizarse de forma temporal en esos momentos.

De ser necesarios los apagones –aseguró- se protegerán los circuitos que alimentan las fuentes de abasto de agua a la capital y su rebombeo.

Acerca de la recogida de desechos sólidos dijo García Zapata que serán priorizadas las vías principales y donde se ubiquen hospitales; en el resto de las zonas la recogida será en días alternos –que se informarán oportunamente a la población- a partir de las seis de la tarde y acompañado de un equipo de saneamiento.

En la reunión, donde también estaba presente Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Comité Provincial del Partido, se informó que se mantendrá una constante supervisión en el comportamiento de los precios del pasaje en las gacelas, los ómnibus de las cooperativas, sistemas de taxi y porteadores privados. En tanto, se han reforzado las acciones de enfrentamiento al desvío y venta ilegal de combustible.

Respecto a este último tema, el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Salvador Valdés Mesa, enfatizó que la actual coyuntura tiene que servirnos también para incrementar la batalla contra el robo de combustible y por tanto no se puede perder ni un litro.

Sobre las medidas diseñadas de manera general reflexionó que debemos ser capaces de hacerlas perdurar en el tiempo pues el “ahorro no es dejar de hacer ni de consumir, sino usar con más eficiencia lo que tenemos”.

Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación, insistió en que no estamos trabajando solo para enfrentar la próxima quincena; “el escenario que estamos viviendo tiene que servirnos de punto de partida para pensar y hacer distinto realmente” y tener en cuenta siempre las posibilidades reales de la economía del país cuando discutamos el Plan.

Minimizar las afectaciones a la población y a la economía

Atender los programas priorizados, minimizar las afectaciones a la población y a la economía, movilizar todas las reservas de eficiencia y ahorro, explicar hasta la saciedad cada decisión y escuchar al pueblo, constituyen directrices del plan de medidas de la provincia Mayabeque para enfrentar la actual situación energética, presentado este viernes al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Durante el encuentro de trabajo, que contó con la participación de los miembros del Buró Político Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Ulises Guilarte de Nacimiento, Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba, así como de otros funcionarios del Partido y el Gobierno, Díaz-Canelreconoció la profundidad de las medidas, a pesar de la premura, y convocó a laborar «con optimismo, valentía y creatividad».

De acuerdo con Julio César García García, jefe del Consejo de la Administración Provincial, entre las principales decisiones adoptadas figura el establecimiento de cinco grupos de trabajos, con los principales cuadros al frente, para atender, controlar ydirigir la producción, distribución y comercialización de alimentos; la transportación de cargas y pasajeros; los servicios eléctricos,abasto de agua, gas, cloro y combustible; así como los servicios comunales y de mantenimiento vial y la situación higiénico-sanitaria.

Se ha dispuesto, por ejemplo, el incremento de los puntos de recogida de pasaje por vías alternativas, tomando en cuenta el sistema de inspección del transporte, los cuadros empresariales y estatales, unido a los choferes de los ómnibus fuera de servicio.

De igual forma, se prohíbe la circulación de vehículos de cargavacíos, se trabaja para incrementar y aprovechar todas las capacidades de almacenajede la provincia y se ha previsto la puesta en práctica de un sistema de atención a la población de forma diferenciada y extendida.

Estas medidas, al decir de Julio César García, más que enfrentar el desabastecimiento de combustible, nos permitirán perfeccionar la gestión de Gobierno y hacer un uso más racional y óptimo de los recursos, al tiempo que evidencian las reservas con las cuales se trabaja en los territorios.

Producción, distribución y comercialización de alimentos

• Incrementar ofertas de pan liberado
• Priorizar las cosechas en término, la siembra de hortalizas que tributan a noviembre, diciembre y enero, así como el acarreo de leche en los lugares autorizados.
• Habilitar puntos de ventas de unidades que paralizan servicios durante el pico eléctrico para mantener las ofertas.
• Incrementar las unidades que oferten comida elaborada lista para el consumo; así como aquellas que expenden productos cárnicos y conformados.

Transportación de carga y pasajero

• Integrar a la gestión de carga los organismos de subordinación nacional que radican en el territorio.
• Priorizar el servicio de taxis para hemodiálisis.
• Reorganizar el transporte público con la apertura y cierre de líneas desde las cabeceras municipales hacia los principales asentamientos.
• Organizar intercambios con los porteadores privados y, en la medida de las posibilidades,proteger la venta del combustible que garantice su inserción en la transportación pública.

Servicios eléctricos, abasto de agua, gas, cloro y combustible

• Ordenamiento de los 29 servicentros de la provincia.
• Se determinaron las necesidades de combustible para las actividades vitales de servicios y productivas, y se toman decisiones diarias, a partir de los inventarios, para su aseguramiento.
• Según la demanda de la provincia y la disponibilidad de generación, saber qué circuitos pudieran ser afectados.
• Determinar los horarios de trabajo de cada fuente de abasto para evitar que se trabaje en horario pico.
• Difusión del nuevo horario pico nocturno: de 18:00 horas a 22:00 horas.
• Prohibición de riego en el horario pico diurno: de 11:00 horas a 13:00 horas.

Servicios comunales y de mantenimiento vial

• Evaluar la recogida de desechos sólidos para alargar la frecuencia.
• Evaluar qué puntos de recogida pueden pasar, paulatinamente, al sistema de recogida con tracción animal.
• Garantizar el combustible para los servicios necrológicos.

Situación higiénica sanitaria. Prioridades

• Ahorro de los portadores energéticos.
• Cobertura del transporte sanitario.
• Distribución de los recursos que aseguran los servicios de Salud.
• Garantizar las interconsultas médicas.
• Actividades de la campaña de Vigilancia y Lucha Antivectorial

Tras conocer el plan de medidas, Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación, reiteró que «ante esta situación coyuntural no vamos a renunciar a las metas previstas para este año, aunque se impone disminuir el componente energético de la economía siendo más eficientes.

Esta debe ser, a juicio de Yanina de la Nuez Aclich, primera secretaria del Partido en Mayabeque, una etapa de información constante, de trabajar sin desespero y con mucha sensibilidad, de desterrar el no se puede, de respaldar programas vitales y priorizar la atención al pueblo.

¡Viva Cuba!, obra del artista de la Plástica Maisel López. Foto:Tomada de la cuenta de Facebook de Maisel López

Por: Yaima Puig MenesesYudy Castro Morales

Fuente: CubaDebate