Relator recomienda no honrar memoria del cnel. Monterrosa

“He pedido que se quite el nombre del coronel (Domingo) Monterrosa (al Cuartel de la Tercera Brigada de Artillería, San Miguel), no se puede rendir honores a alguien que es responsable de una masacre, ¿Qué clase de valores son esos?”, dijo Fabián Salvioli, Relator Especial de las Naciones Unidas, sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, al presentar su informe preliminar sobre la situación de los derechos humanos, luego de la firma de los Acuerdos de Paz.

Fabián Favioli Relator Especial dede las Naciones Unidas

Salvioli, presentó un resumen que compartió con medios de comunicación, sobre su visita oficial del 1 al 24 de abril al  país, por petición del gobierno salvadoreño, para que evaluara la situación de los derechos humanos. Y de sus 41 recomendaciones, resumió que todas las sugerencias van en la línea de la reparación, la verdad, la justicia y el cese al dolor de  las víctimas, sobrevivientes y familiares.

“Yo no pude dormir después de escuchar los testimonios de las víctimas”, expresó, para describir el impacto de las declaraciones de las víctimas y urgir a todas las instituciones del Estado, para trabajar en conjunto y garantizar la justicia y la reparación, “ya, bastante han esperado las víctimas”.

“He pedido que se avance en la justicia, he pedido que se establezca una memoria y he pedido que se logre dar con las personas desaparecidas, que la Comisión Nacional de Búsqueda, se amplíe no solo a las víctimas de desapariciones cometidas por los responsables del Estado, sino también para las víctimas de desapariciones de hechos perpetrados por la guerrilla. He pedido avanzar en esta materia, porque es imprescindible e indispensable para El Salvador. En mí, tendrán a una persona aliada, para acompañar estos esfuerzos, porque me considero un amigo de este país y no estoy aquí, para señalar a nadie con el dedo”, manifestó. Para el Relator, la “actual violencia y desgarro del tejido social”, podrían ser los aspectos más prominentes de la falta de aplicación de justicia, que deben ser atendidos de manera integral por el Estado, porque de no hacerlo no habría un futuro de paz y progreso en la sociedad salvadoreña, “hay aprender de los errores”, consideró.

Uno de los señalamientos fue la falta de una política integral para atender a las víctimas, y demandó de la Asamblea Legislativa, acatar la sentencia emitida por la Sala de lo Constitucional, para crear una Ley de Reconciliación, que no tengan sesgos de una ley de amnistía, que genere más impunidad a los actores y protagonistas  del conflicto armado.

“Bastante pacientes han sido las víctimas, bastante han esperado la justicia, y no solo las víctimas, las personas de bien están esperando, es imposible no conmoverse, es imposible que ustedes (periodistas) no se conmuevan por esto, estoy seguro que las personas de bien se conmueven por esto; no es problema ideológico, sino de justicia, las víctimas necesitan justicia y es el momento adecuado”, agregó.

“Las violaciones que sufrieron las víctimas del conflicto armado son inaceptables. El desamparo en que se encuentran más de 30 años después, también lo es. Si bien reconozco los pasos dados en el último decenio, en materia de justicia transicional, aún queda mucho más por hacer y debe hacerse ya”, reiteró

Salvioli, avaló la creación de las comisiones de búsqueda de desaparecidos niños y adultos, los avances judiciales en el caso de la masacre de El Mozote, en la que casi mil personas fueron asesinadas. No obstante, lamentó que pese a la petición de disculpas públicas a las víctimas por el expresidente Mauricio Funes, la Fuerza Armada no lo ha hecho aún, así como su negativa constante de acceder a los archivos y documentos de la época del conflicto, para dar curso a las investigaciones judiciales.

“Me preocupa la posibilidad de contravención de las obligaciones internacionales de derechos humanos, la lentitud de la Fiscalía General de la República, en la investigación de las violaciones cometidas durante el conflicto, el obstáculo en el acceso a los archivos militares de los años del conflicto, y la insuficiencia de los procesos de reparación y de memoria histórica”, concluyó.

Escrito por Gloria Silvia Orellana

Fuente: Diario Co Latino