Cuba retira a sus médicos oftalmólogos de la Misión Milagro

Misión Milagro es un programa de cirugías gratis de ojos a causa de pterigión, cataratas y glaucoma para personas de escasos recursos, atendidos en el Centro Oftalmológico del Hospital Santa Gertrudis de San Vicente. Un grupo de 19 médicos cubanos operaba gratis.

Tras la negativa de la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica de El Salvador a otorgarles permiso para ejercer en el país, “el Gobierno cubano retiró a sus profesionales porque la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica los criminalizó” al negarles el permiso, informó la titular del Ministerio de Salud, Violeta Menjívar.

La salida de los médicos cubanos del país llevó a la cartera de Salud a suspender de forma temporal “cirugías oftalmológicas de cataratas, pterigión y retinopatías diabéticas”, dijo la funcionaria.

“Se ha desatado un desprestigio de los profesionales cubanos”, añadió la titular de la cartera de Salud, quien pidió que se investiguen las razones por las que se “obstaculiza los permisos para dar atención gratuita a los más necesitados del país”, agregó.

Menjívar anunció que la Presidencia de la República y la Cancillería Salvadoreña ya están en gestiones para el retorno de los profesionales cubanos y restablecer el servicio en el Centro Oftalmológico, lo antes pñosible.

Fueron afectadas 250 personas que ya estaban programadas para cirugía y perdieron su cita, más 52 personas que se agregan diariamente con la suspensión de la cirugía y 70 pacientes en control posoperatorio, además de pacientes que están pendientes de evaluación, indicó.

La salida de los médicos cubanos del país se debe a «intereses mezquinos de algunas personas en contra de personas pobres que tienen para el transporte» y quieren evitar ceguera o pérdida parcial de la visión dijo por su parte el viceministro de salud, Julio Robles Ticas.

Julio Robles Ticas

«Misión Milagro rompió la barrera de no tener acceso a ese servicio», defendió Robles Ticas.

«Oponerse, alegando obstáculos jurídicos, no tiene base y la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica está pasando por encima del derecho a la salud de estas personas», denunció el viceministro.

«Esa decisión raya en una visión mercantilista de los servicios de salud, raya lo ético y lo moral y pone en duda la calidad de la misión», agregó el doctor.

Los médicos cubanos son parte del «Convenio específico para la Implementación de un centro oftalmológico en el hospital Santa Gertrudis, de San Vicente», mejor conocido como Misión Milagro, firmado entre los ministerios de Salud de El Salvador y el de Cuba, a finales de mayo de 2015.

Una operación ocular en cualquier hospital salvadoreño puede llegar a costar unos $1,500 por ojo, por lo que estos programas, pagados por la Fundación Alba El Salvador (una filial de PDVSA) con alojamiento, transporte y equipo médico, son muy populares.

Fuente: Verdad Digital