La diferencia entre las derechas y el proyecto de izquierda del FMLN

Las eventuales elecciones presidenciales han estado determinando la vida política y social de las últimas semanas en el país, de tal manera que la población esta siendo bombardeada por un sin número de mensajes, no solo de los partidos sino de los sectores sociales que comprenden la magnitud de dicho evento.

Las fórmulas presidenciales han redoblados esfuerzos para atraer la mayor cantidad de simpatías para que el 3 de febrero puedan ser elegidos. Sin embargo, estas tienen estrategias diferentes para realizar este fin, por un lado el escenario virtual, nada despreciable; y por otro, el trabajo en el territorio, que ha sido determinante en los últimos eventos electorales.

La derecha, más dada a gastar en publicidad en los medios de comunicación ha utilizado los medios tradicionales y las redes cibernéticas para difundir sus mensajes. En este sentido, al candidato de GANA se le ha caído la máscara como preferido de la derecha. Ha evidenciado su falta de capacidad, y de honestidad presentando un Plan de Gobierno plagiado de muchos documentos de otras instituciones, además de evadir el debate y tratar de boicotearlo. Cada vez el proyecto de las ideas supuestamente  nuevas queda deslegitimado. No solamente ha bastado la nefasta actitud de Bukele, sino por los actos de corrupción claros de las personas que le acompañan.

El que se vea apoyado incondicionalmente por uno de los dirigentes de GANA, Guillermo Gallegos que fue miembro leal de ARENA, y se vea involucrado en un proceso donde se cuestiona si violó la Ley de Ética Gubernamental al beneficiar una ONG, donde su esposa es la encargada. De tal manera que esa es una práctica recurrente en GANA; si tomamos en cuenta que también Bukele contrató en la Alcaldía de San Salvador a sus familiares y amigos más íntimos. 

l otro candidato de la derecha, es decir, Carlos Calleja, no ha presentado plan de gobierno formalmente, sin embargo, en sus propuestas se puede evidenciar que no va a cambiar nada esencialmente de lo que ARENA hizo en el pasado. Más bien profundizará el neoliberalismo y con ello, la miseria de la población.

Es evidente que a falta de propuestas concretas que vayan encaminadas a solucionar los problemas reales de la población de parte de las dos derechas, buscan el demérito total hacia la fórmula presidencial del FMLN, tratando de plantar en la población la idea que la batalla electoral solo se enmarca entre los dos candidatos de la derecha, que de paso, no cuentan con ninguna propuesta concreta ni otra proyección más que seguir con un proyecto que beneficie a la gran empresa y la oligarquía.

A pesar de la falsa pugna que mantiene el candidato de GANA y el de ARENA, representan lo mismo; un beneficio mayor para una minoría muy adinerada y una amenaza para la mayoría de salvadoreños, el proyecto que representan buscan beneficiar a sectores como la gran empresa, afectando a los pequeños agricultores, microempresarios que han venido saliendo adelante con las decisiones del gobierno del FMLN.

Ante eso, debe prevalecer la continuidad de políticas públicas que beneficien a la población, tal como es el proyecto que abandera Hugo Martínez y Karina Sosa, no un proyecto que busque la privatización del agua, la salud o revertir la ley de minería, sino un proyecto que le apueste al crecimiento de sectores de la población que son actualmente beneficiados pero jamas recibieron apoyo durante los gobiernos de la derecha. 

Escrito por: Análisis de la realidad.