Un empate, una derrota y una victoria negociada

A 27 años de la firma de los acuerdos de Paz, se puede afirmar lo que ya otros han dicho.

Empate pues ninguna de las 2 fuerzas enfrentadas venció a la otra.

Una derrota, sí, desde el punto de vista político y militar. Las fuerzas armadas gubernamentales de la dictadura que gobernó El Salvador a represión, sembrando el terror, capturando, desapareciendo, torturando, asesinando, obligando al exilio a decenas de miles de compatriotas a otros países.

Utilizaron torturas, experimentaron otras,con el objetivo de derrotar y doblegar la moral de todo un pueblo, del pueblo organizado y del pueblo que aunquue no organizado simpatizaba y colabaraba en muchas formas para defender a los muchachos y muchachas guerrilleras y guerrileros.

Eses mismo proyecto de la represión contaba nada y nada menos con el apoyo del imperio y su administración recalcitrante y rabiosa de aquéllos años de terror en nuestra Patria ensangrentada y vilipendiada,con la participación no menos rabiosa de los sectores oligarcas y elitistas.

Ese modelo fué derrotado y pusó fin a la dictadura militar, derrotó además el proyecto contra revolcuionario de distraer al pueblo con migajas a costa de entregar la Soberanía y dignidad de nuestro pueblo.

El de 16 de enero de 1992, marca el hito de un proceso diferente, nuevo para todos, único en la historia latinoamericana y mundial.

Victoria, sí, el FMLN, un frente de 5 organizaciones, y partidos revolucionarios, que con apoyo del pueblo salvadoreño, llega a

formarse y conformarse como una fuerza irregular beligerante, que sin contar con la tecnología de fuerza aérea, caballería o tanques y tanquetas,

se armó del mismo ejército oponente. Las armas que el actor de segunda que gobernaba los Estados Unidos, enviaba al gobierno y fuerzas armadas de El Salvador, caían constantemente en manos de la guerrilla.

El FMLN, controla,defiende y mantiene zonas conttroladas, se mueve, se desplaza, desconcentra y vuelve a concentrar. Golpea donde menos se lo esperan y aún así están bien apertrechados.

El FMLN se desmoviliza, a raíz de esos acuerdos en una forma pero se activa y removiliza en la vida civil y legalidad.

Los acuerdos de paz, son una victoria del pueblo Salvadoreño en su conjunto. Afirmamos que es Victoria, desde ese momento ma derecha, la oligarquía, los admistradores o inquilinos que no pagan nada para ahcer de las suyas en la Casa Blanca.

Igual todos y todas, estan invitados!

16 de enero fecha histórica.