Misión Milagro en San Vicente.

Comisión de comunicaciones del FMLN Suecia. 

Misión Milagro, surge a iniciativa del Comandante Hugo Chávez y del Comandante Fidel Castro el 8 de julio del 2014. Es la respuesta revolucionaria, solidaria, ante la mediocridad egoista y comercialista de los intereses retrógados de las oligarquías que se benefician con la salud del paciente, del necesitado. 

Misón Milagro, es una parte de las razones por las que los revolucionarios salvadoreños han luchado y luchan y nuestros hermanos en nuestra América morena, de piel canela, negra, mestiza, india, nuestros pueblos. Las revoluciones son consecuentes con sus ideales priamarios y así  lo demuestran Cuba Socialista con Fidel impulsando las ideas de José Martí y las luchas de los Mambises. Venezuela a la cabeza con el Comandante Hugo Chávez, retomando la bandera libertaria de Simón Bolívar. 

Beneficiarios de esta noble visión se encuentran entre muchos otros países que lo reconocen, otros no:  Estados Unidos, Brasil, Paraguay, México, Surinam, Perú y Argentina, Uruguay,  Bolivia, El Salvador.

Misión Milagro El Salvador

Misión Milagro, es la respuesta de los gobiernos del FMLN, con la muestra de amor concesecuente entre hermanos como es la solidaridad de Cuba y Venezuela.  A todas aquéllas personas sin recursos económicos y por lo mismo excluídos de esos servicios y beneficios, pueden de nuevo ser re incorpados dignamente a una vida normal como la del resto de la sociedad.

Gratuitamente para todas aquéllas personas que marginadas de ese y muchos otros beneficios y servicios al fin, reconquistan dignamente su derecho a la normalidad. 

En El Salvador, Misión Milagro gracias por los miles y miles de personas beneficiadas de todas las edades. Gracias a Misión Milagro, más de 6 mil personas han recobrado su vista y superado sus problemas de visión.

Misión Milagro, inició en el Hospital Santa Gertrudis, en el departamento de San Vicente y una de las primeras decisiones de descentralizar la salud entre otros. 

Porque una persona, un ser humano, cuando posee los recursos, conocimientos y una ayudadita, la rebusca diaria por sobrevivir, se vuelve de manera conciente, solidaria menos.  Cuando se gobierna en función del pueblo, con el pueblo y para el pueblo, la metalización de los derechos pierde poder, porque ese poder vuelve al pueblo.