Almagro está solo en su obsesión golpista contra Venezuela

Bolivia recalca que el Grupo de Lima, con su rechazo al intervencionismo en Venezuela, dejó solo a Luis Almagro en su “obsesión golpista” en contra de Caracas.

Presidente de Bolivia, Evo Morales.

Escrito por Agencias/Verdad Digital  Creado: 17 Septiembre 2018

“El llamado Grupo de Lima rechazó intervención militar contra Venezuela y dejó solo en su obsesión golpista a Luis Almagro”, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), asegura el presidente de Bolivia, Evo Morales, a través de su cuenta en Twitter.

Sus declaraciones se producen después de que Almagro señalara que no se debe descartar una acción militar para derrocar al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro. No obstante, 11 de los 14 países miembros del Grupo de Lima expresaron “su rechazo ante cualquier curso de acción o declaración, que implique una intervención militar o el ejercicio de la violencia, la amenaza o el uso de la fuerza en Venezuela”.

Morales tachó a Almagro de “agente servil del imperio” y destacó que el rechazo a su posición es “una derrota del intervencionismo” del presidente de EE.UU., Donald Trump, y una victoria para el pueblo venezolano y latinoamericano.

En reacción a las declaraciones del titular de la OEA, Ecuador también se plantó el domingo ante un “uso de la fuerza” contra la “hermana” Venezuela. Quito “rechaza cualquier pronunciamiento que avale el uso o la amenaza del uso de la fuerza en las relaciones internacionales”, expresó la Cancillería en un comunicado.

De acuerdo con el comunicado, Ecuador apoya una “solución pacífica y democrática” para Venezuela y considera que “el futuro de los venezolanos deben decidirlo solo los venezolanos”.

El sábado, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró que Caracas denunciará ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras instancias internacionales el apoyo “grotesco” del jefe de la OEA a una acción militar en el país bolivariano.

Venezuela está convencida de que Almagro actúa a favor de los intereses de Estados Unidos, que, conforme a Caracas, tiene planes militares para Venezuela y busca hacerse con sus vastas reservas petroleras.