Secretario Rodríguez: es el momento de revisar la partida reservada y sus características

El secretario de Participación y Transparencia aseguró que se deben realizar reformas para mejorar el control en la administración de la partida de gastos reservados con el propósito de colocar más controles para combatir la corrupción. Añadió que se debe analizar también el uso de esos fondos durante las administraciones de los expresidentes Cristiani, Calderón Sol y Flores, y no solo las de Saca y Funes.

El secretario de Participación, Transparencia y Anticorrupción, Marcos Rodríguez, afirmó que en el país ya llegó el momento de revisar los mecanismos de control a la partida de gastos reservados y sus características, esto luego de conocerse la confesión del expresidente de la República, Elías Antonio Saca, en el juicio que enfrenta por corrupción donde reveló la administración discrecional de los recursos públicos –especialmente de esos fondos– que hizo durante el último gobierno del partido ARENA.

En la entrevista “El Salvador Ahora”, transmitida por Televisión de El Salvador y Radio Nacional, el secretario Rodríguez aseguró que “quizá es el momento de revisar la partida de gastos reservados y sus características; por alguna razón, ninguno de los partidos de la Asamblea Legislativa, ni partidos en contienda electoral ha planteado cerrar la partida reservada, ¿no parece raro?”.

La afirmación del titular se da en el contexto que en sí misma la partida de gastos reservados no es ilegal, ni inconstitucional, y que está presente en todos los gobiernos del mundo, pero que luego de conocerse la malversación hecha por el gobierno de Saca se puede presumir que en las administraciones anteriores se pudo haber ejecutado de esa forma.

“Se está haciendo una tragedia a la que no se le está dando la mejor salida. Si hay que legislar para cambiar la gestión de la partida secreta, hay que hacerlo; si hay que meter preso a alguien, hay que hacerlo”, reflexionó el secretario.

“No es cierto que en caso Saca se desviaron $300 millones. Ese es monto de la partida reservada. En el caso de Funes, el monto de la partida, es de $351 millones. La de Flores era de $144 millones, la de Calderón Sol de $58 millones. Si se habla de la de Saca y Funes, hay que hablar de las otras”, resaltó Rodríguez.

De ahí que el funcionario destacó que se deben fortalecer los mecanismos de control institucional, como el trabajo de la Corte de Cuentas de la República y que deben fortalecerse pues por la confesión del exgobernante en el juicio el uso de la partida de gastos reservados fue utilizada indebidamente e hizo un uso personal.