Colectivo de análisis de la realidad

Ofensiva de la derecha pro-imperialista por regresar al gobierno en El Salvador

En las últimas dos décadas, en los países de América Latina donde los partidos de izquierda han llegado al órgano ejecutivo  a través de la vía electoral, las derechas oligárquicas, respaldadas por Washington, iniciaron casi de inmediato sus ataques en todos los flancos y por todas los medios y vías, ya sean las  legales que les da el Estado burgués o las ilegales basadas en todo tipo de violencia y terrorismo. Su fin es recuperar el terreno perdido e instaurar nuevamente sus gobiernos neoliberales y anti-democráticos.

Por tanto, no interrumpen sus campañas mediáticas falsas para darle sustento a sus ataques contra los gobiernos de izquierda. La ofensiva emprendida por la derecha y el imperialismo para derrotar los proyectos de cambios en el continente los ha llevado a utilizar todas las estrategias necesarias que permitan lograr ese objetivo: los golpes de estado parlamentarios y judiciales, los ensayos violentos, como los esquemas de golpes suaves que han provocado destrucción y muerte en la República Bolivariana de Venezuela y ahora en Nicaragua. Incluso uno de los esfuerzos de la derecha ha llevado a que en Brasil el ex-presidente Lula esté en la cárcel para impedirle que nuevamente pueda ser electo presidente. EDH: EE.UU.: Migración ilegal se redujo 50 % en El Salvador

Dentro de esa estrategia se pueden analizar los casos de Nicaragua y El Salvador, en cuanto son los únicos gobiernos de izquierda en la región centroamericana. En la hermana Nicaragua, la decisión imperial de derrocar al gobierno legítimo del comandante Daniel Ortega, que fue elegido democráticamente, ha llevado a la derecha interna a una ofensiva violenta y fascista, como ocurrió en la República Bolivariana de Venezuela.

Parte de este formato es el acompañamiento de los medios de comunicación y la articulación con gobiernos de derecha, el gobierno de EE. UU. y de la OEA para buscar una condena política contra el gobierno, a lo que se suma la gran empresa privada y la jerarquía de la iglesia católica. EDH: Congreso de EE.UU. condena a Ortega y propone elecciones

Vale señalar que la derecha, oculta que meses antes de la crisis política, en noviembre de 2016, Ortega logró su reelección para un tercer período presidencial consecutivo con más del 75% de la votación y una sólida ventaja sobre sus rivales. Gracias a su gobierno, Nicaragua era el país con menos tasa de homicidios en la región, 7 por cada 100 mil habitantes según cifras oficiales. Las “maras” o “pandillas” que asedian a sus vecinos, simplemente no existían, su industria turística florecía. Era uno de los pocos países en los que todavía se podía caminar con tranquilidad. DLP: El intríngulis nicaragüense

En El Salvador, la estrategia de la derecha y el imperialismo se centra en una ofensiva política de desprestigio contra los avances logrados por los gobiernos del FMLN, y particularmente el de Salvador Sánchez Cerén en materia social, económica y política. Para ello, la derecha oculta por ejemplo, que el gobierno está reactivando el sector agrícola para lograr la seguridad alimentaria y los esfuerzos hechos para desarrollar el cultivo de café para la exportación. También oculta que el crecimiento económico proyectado por el BCR será de 2.5% a finales de este año. O se oponen al proyecto gubernamental de la Zona Económica Especial (ZEE) so pretexto que es una estrategia de “penetración comercial y militar” de la República Popular China. DEM: La angustia de los campesinos por la sequíaMuchas dudas sobre las Zonas Económicas

Por otra parte, hoy la derecha encabezada por el partido ARENA pretende regresar al gobierno. Por ello se articulan en torno a la candidatura de Carlos Calleja que ya tiene candidata a la vicepresidencia, producto de la alianza con el PCN, DS, PDC. Sin embargo, no logró establecer la alianza perfecta con la incorporación del partido GANA, el cual llevaría como candidato presidencial a Nayib Bukele si gana las elecciones internas.

Bukele ha optado a última hora formar parte de un partido de derecha y que cuenta con el apoyo del secretario general de la OEA. DLP: Secretario de la OEA exhorta al TSE que permita a Nayib Bukele participar en las elecciones del 2019 y Nayib Bukele: Me inscribí en GANA a las 11: 25 del miércoles y mi compañero de fórmula será Martel o Ulloa

De ahí, el escenario político que se vislumbra, caracterizado por existencia de dos opciones claras para las elecciones próximas: por un lado, el único proyecto de izquierda de la fórmula de Hugo Martínez y Karina Sosa con el FMLN y, por el otro, el proyecto de la derecha y pro-imperialista con Carlos Calleja o la propuesta que definirá GANA. Las elecciones se resumen en dos proyectos que representan a clases y grupos sociales totalmente opuestos. El primero expresa la voluntad de transformación y el segundo heredero de un modelo miserable y caduco, como lo es el neoliberal. EDH: Tribunal Supremo Electoral resuelve sobre el CD y otros partidos EDH: Muy tarde, Hugo Martínez…

El proyecto político presentado por Calleja y compañía no se diferencia en absoluto del que durante dos décadas fue impulsado por ARENA desde los diferentes órganos del Estado, al menos eso es lo que deja entrever la propuesta de privatización del agua, la cual se ha detenido por la movilización popular. Con  más diputados en la Asamblea Legislativa, este partido ha decidido retomar su proyecto inconcluso, que facilitó a los empresarios apoderarse del control de importantes instituciones públicas a través de la privatización y la corrupción. DEM: Wil Salgado se inscribe e insiste en militarizar

De tal forma, la pelea electoral no solo será entre candidatos de ARENA y el FMLN, sino entre dos proyectos, dos formas de ver la realidad salvadoreña. En este marco de la ofensiva de la derecha y el imperialismo por imponer su hegemonía en el continente, el FMLN y el FSLN son organizaciones hermanas que resisten; esto ha llevado a que las expresiones de solidaridad al gobierno de Daniel Ortega por parte de presidente Salvador Sánchez Cerén y del FMLN sean categóricas. La derecha por su parte, ha utilizado tales declaraciones para atacar esta posición en función de las elecciones del 2019. UCA: Apoyo cómplice e inmora DEM: El terrorismo de Estado empeora en Nicaragua EF: Ortega no dejará la presidencia y trata de matizar la represión violenta EDH: La generación rota de Nicaragua

La necesidad de derrotar al gobierno en Nicaragua es la misma que se plantea en El Salvador, aunque las etapas no son las mismas. En El Salvador, la prioridad de la derecha en este momento es la derrota electoral del FMLN en las próximas elecciones presidenciales. Pero si no lo logran siempre quedará la alternativa violenta; la cual no dudarán en utilizar.

El pueblo sandinista libra una lucha de la cual, al igual que ocurrió cuando se derrotó a la dictadura somocista y la guerra contrarrevolucionaria de los años 80s, saldrán triunfantes.

Asimismo, el pueblo salvadoreño libra una batalla política electoral por darle continuidad a un gobierno de izquierda que sea alternativa junto a Nicaragua, República Bolivariana de Venezuela, Bolivia y Cuba, contra la política expansionista del imperialismo y sus modelos neoliberales. DEM: El entierro de la izquierda revolucionaria

 

Fuente: Colectivo de análisis de la realidad