“Todo el gabinete debe poner sus cargos a disposición del presidente, pero Óscar Ortiz es el menos indicado para liderar los cambios”: Jorge Urbina

El analista Jorge Urbina hizo este viernes una valoración del resultado electoral del pasado domingo. No duda en afirmar que “todo el gabinete de gobierno debe poner sus cargos a disposición del presidente Salvador Sánchez Cerén, pero advierte que el vicepresidente Óscar Ortiz no es la persona indicada para ponerse al frente de los cambios tanto en gobierno como en el partido FMLN.

Urbina, un abogado y especialista en asuntos electorales, además de tener una vieja militancia en el FMLN, tampoco cree que deba crearse una comisión de transición en el partido de izquierda para facilitar los cambios.

En entrevista a la Agencia de Prensa Salvadoreña (APS), Urbina enumeró una serie de factores que, según él, determinaron el resultado electoral. Pone entre las principales causas a lo que él considera “una inexistente estrategia de comunicaciones” y cree impostergable una reestructuración completa en esa área del gobierno.

¿Viste los resultados?, ¿Qué debe hacer el FMLN y el gobierno?

Todo el gabinete de gobierno debe poner sus cargos a disposición del presidente de la república. No estoy diciendo que los quiten a todos, pero que pongan sus cargos todos a disposición del presidente. Ese sería el primer gesto de humildad. El que haya hecho bien las cosas que siga, pero el que no, hay que cambiarlo.

Este resultado, esta crisis electoral, en nada desmerita todo el trabajo que ha hecho el FMLN y sus aliados en la gestión gubernamental en los últimos nueve años. ¿Qué no se haya podido comunicar? Eso no quiere decir que las obras no están ahí.

Este resultado electoral no quiere decir que no se ha logrado la redistribución de la riqueza, como lo planteó el presidente Mauricio Funes. Él dijo este es un gobierno que no iba al socialismo, pero que iba a iniciar un proceso de redistribución de la riqueza. Y lo hizo. Todos estos programas, desde el vaso de leche, los paquetes escolares, subsidios… son una demostración de ese esfuerzo de redistribución de la riqueza. Y lo hizo Funes con el FMLN.

¿Además de cambios en el gobierno ya aparecieron algunos miembros del FMLN pidiendo cambios profundos y de la misma dirección del partido?

Vi al vicepresidente Ortiz reunido con el alcalde de San Marcos, Fidel Fuentes analizando la situación. Oscar Ortiz debe asumir con responsabilidad cuál ha sido su participación en la crisis postelectoral que está viviendo el FMLN.

Óscar debe verlo con una gran responsabilidad y seriedad. El no es el líder que puede administrar esta coyuntura de crisis del FMLN. Él se escondió, se alejó de la gente. Sobre el resultado electoral hay varios factores. Óscar no es el líder con el más alto perfil. Eso de que se está reuniendo con alcaldes, con cuadros y mucha gente… esto no es un proceso secreto, no puede ser un proceso con algunos. Este tiene que ser un proceso de amplia participación con las bases del FMLN, donde hay que escuchar a los territorios, a lo municipal y departamental.

Además, Óscar tiene serios señalamientos, se aisló, le dio la espalda a un montón de gente, se encerró en un círculo íntimo y se olvidó de la gente. También, es señalado sobre su desempeño en el gobierno, tiene serios señalamientos sobre su credibilidad como político. El es también de los señalados y si él cree que el pueblo le hizo un llamado de atención al partido y al gobierno, que no se le olvide que él es parte del gobierno, es la segunda figura del Órgano Ejecutivo, después del presidente, que debe recibir los señalamientos del pueblo. Por lo tanto, ¿de dónde puede aparecer como un paladín?

¿Qué hacer con las correcciones que está pidiendo mucha gente dentro del FMLN y el gobierno?

Es que el tercer elemento son las rectificaciones en el gobierno. Y Marcos Rodríguez decía hoy algo de eso hoy. Eso es evidente, el gobierno debe hacer rectificaciones. Pero tampoco vas a dinamitar todo el gobierno y todo el partido para darle gusto a los grupos de poder. Este es un proceso gradual. El gobierno y el partido no pueden decir que todos se van. Hay un criterio incluso revolucionarios y me refiero a la acumulación. La acumulación de la dirección del FMLN no es despreciable. Lo que pasa es que a la gente se le olvida, esta dirección ganó varias elecciones, tampoco podemos decir que éstos vienen de ser perdedores. Sí hay que rectificar y remover gente, pero no es al cien por ciento.

En este momento todo mundo habla de la derrota del FMLN, pero nadie habla de la estrategia perversa de ARENA, de la derecha, para despotricar contra el gobierno. ARENA estableció una estrategia de ahogamiento financiero contra el gobierno, negando préstamos, hay una campaña mediática de hacer aparecer a este gobierno como incapaz, como corrupto. ARENA ha jugado una estrategia, en alguna medida, perniciosa para los intereses del país, que incluso nos ha llevado a poner a El Salvador en desventaja al negarle financiamiento al gobierno.

ARENA ha acusado al gobierno de incapacidad en el tema de seguridad, pero se negó a aprobar $100 millones de crédito para seguridad. Ahí también hay un componente oscuro y pernicioso que la gente en el corto plazo le va a pasar factura a ARENA.

Nada menos esta semana el Presidente Sánchez Cerén fue a la planta de Las Pavas, a Tacachico, a inaugurar una obra que estuvo parada tres años porque ARENA se negaba a dar los votos para un crédito del gobierno de Francia. Esa oposición de ARENA puso en riesgo el suministro de agua a San Salvador.

Correcto. Entonces yo creo que hay que hacer una rectificación a nivel nacional, tanto en el partido como en el gobierno, hay que mandarle un mensaje al pueblo de que el cambio es real.

¿Leíste la carta del director de migración, pidiendo a Medardo González cambios en el partido y en el gobierno?

Yo a los funcionarios les digo que si él (el director de Migración) fuera serio y si los funcionarios fueran serios, todo el gabinete de gobierno debería poner a disposición del presidente sus cargos, para que el presidente haga los cambios con tranquilidad. Eso es ser serio. Me refiero a ministros, viceministros, secretarios, subsecretarios de la presidencia y presidentes de las autónomas. Eso es ser serio, eso es demostrar que los funcionarios quieren que haya cambios.

¿Por qué no le dicen al presidente de la república todos, aquí están nuestros cargos y haga lo que considere necesario? Eso es ser serios y es comenzar a mandar un mensaje, y el presidente con toda libertad defina qué es lo que va a hacer.

Por ejemplo todo el gabinete económico ha sido seriamente señalado y cuestionado. El caso de ANDA, el sábado antes de las elecciones no hubo agua en Antiguo Cuscatlán. ¿Eso abona a la elección? También toda la estructura mediática del gobierno debería renunciar, ya no podemos seguir improvisando.

Entonces a mí me parece que los funcionarios del gobierno, antes de hacer un señalamiento deberían poner su cargo a disposición del presidente de la república, hay que ser serios. Hay una inexistente estrategia de comunicaciones. Este gobierno obras ha hecho y muchas, muchas más obras de las que pudieron haber hecho los gobiernos de ARENA, pero no existe comunicación. Ahí debe haber una reestructuración profunda. Porque lo electoral es un tema de percepciones, no tan ideológico, pero si no hay una rectificación en esa materia, en comunicación del gobierno, la cosa es difícil.

¿Porque en salud, por ejemplo, sí hay logros?

Es que lo ingrato de esto es que si tú haces una encuesta, la gran mayoría de la gente que incluso no fue a votar el domingo, el voto de castigo o la gran mayoría de la gente que votó nulo, después de ver los resultados hoy está preocupada, porque esta nueva correlación la da poder a la derecha para tener el control de la Asamblea Legislativa, para superar la capacidad de veto del presidente, elegir magistrados de la Corte Suprema, Fiscal General de la República, Corte de Cuentas… cuando tú le das ese gran peso y poder político a los grupos conservadores como ARENA, que se ha comportado de manera indigna ante los intereses del país. Ahora la gente va a decir ¿en qué problema nos hemos metido?
Hay que reconocer que bien o mal el FMLN, con todos los señalamientos, ha sido la única fuerza existente capaz de contender a la derecha. Este país no estaría hoy donde está si no hubiera habido un triunfo electoral en el año 2009, un quiebre estratégico en el gobierno de Mauricio Funes… Funes y el FMLN permitieron que hoy El Salvador tenga una dimensión diferente.

ARENA obtuvo esta vez menos votos que en 2015 y Muyshondt será alcalde con menos votos que Norman Quijano y Nayib Bukele ¿Fue derrota del FMLN o victoria de ARENA?

Si el partido ARENA cree que ya ganó las elecciones del 2019 está totalmente equivocado. ARENA no ha ganado las elecciones del domingo, ARENA se ha aprovechado de la crisis electoral del FMLN. Habría que preguntarse si una debacle del FMLN va a terminar fortaleciendo una candidatura del FMLN. Porque mucha gente dice, si nosotros no vemos cambios en el FMLN y cambios en el gobierno, una conducta más coherente con los intereses de la población la gente que hoy no votó, que se quedó en la casa, en la próxima va ir a votar por Bukele, para que no gane ARENA. Todos los que no fueron a votar hoy van a estar más preocupados porque ARENA no llegue a la presidencia.

¿Hubo voto de castigo realmente?

Mira, en Cabañas por ejemplo, viejos militantes del FMLN hicieron voto de castigo, muchos no fueron a votar. Pero es gente que no va a votar por ARENA. Es que ARENA piensa que a la gente se le ha olvidan algunas conductas hasta delincuenciales de ARENA, los famosos millones de Taiwán desviados por el ex presidente Flores, que hay investigaciones de la misma fiscalía que esos millones fueron a parar a ARENA. ¿Y esas personas son los honorables que dicen que van a hacer las cosas distintas?
ARENA hoy va a tener las elecciones de 2019 más cuesta arriba. Porque en los próximos meses van a estar obligados a cumplir lo que prometieron: empleo, seguridad, vamos a ver si en esas 139 alcaldías van a cambiar las cosas.