Entrevista a Norma Guevara, histórica dirigente del FMLN

por Laura V. Mor. Fotos: Yaimi Ravelo Rojas. Cobertura especial Elecciones en El Salvador para Resumen Latinoamericano.

 

Resumen Latinoamericano entrevistó a Norma Guevara, histórica dirigente y actual Secretaria Adjunta del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional – FMLN. Fue alfabetizadora con apenas 18 años de edad y maestra. Participó en la Comisión por la Reforma Educativa bajo el gobierno de Calderón Sol. Actualmente es Diputada desde el año 1994, siendo jefa de bancada en la Asamblea Legislativa Salvadoreña.

 

RESUMEN LATINOAMERICANO: Nos pudiera comentar, visto que la campaña electoral ya concluyó, ¿cómo ven desde el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional -FMLN cómo se fue desarrollando la campaña, que dificultades encontraron y cómo ven las perspectivas de cara a las elecciones del 4 de marzo?

NORMA GUEVARA: Como partido hemos desarrollado una jornada muy intensa, participativa, con satisfacción podemos decir que nuestros candidatos y candidatas fueron recibidos bien en las comunidades, en las calles, en todas las actividades que realizamos: miles y miles de actividades a lo largo y ancho del país, con mucho entusiasmo. La característica de esta campaña es bastante sui generis, puesto que establece que cada municipio tiene su comando y su planificación responde a niveles de desarrollo, a la forma de la competencia local; entonces esto genera una dinámica de un lugar a lugar a veces diferente. Pero lo esencial es que tienen una sola línea: el máximo contacto con la ciudadanía, en sus hogares o en sus comunidades. La respuesta que hemos tenido es positiva. Creo que el tiempo resulta corto realmente para los candidatos a Consejo Municipal, que termina siendo del 3 de febrero al 28 de febrero, una jornada de 25 días. La ley dice un mes, pero realmente termina siendo de 25 días. Podemos decir que las ciudades principales han tenido una mayor actividad… no nos hemos encontrado como en otros procesos con la misma frecuencia a partidos de derecha, ha sido menor la presencia de otros partidos en la calle, y este es el rasgo que podemos decir -cerrado el período de propaganda-; pero por supuesto que las dificultades de tener el tiempo, los recursos, sin embargo la colaboración de la ciudadanía nos facilita seguir adelante. Las dificultades también de una oposición a veces irracional que destruye nuestra propaganda, nuestras banderas, que busca agredir a nuestros activistas; pero si comparamos este fenómeno que ha sido registrado en esta campaña, ha sido comparativamente menor a lo que en otros procesos tuvimos.

Esperamos que haya afluencia de electores, que se convierta esa simpatía que hemos recibido en campaña en votos y que tengamos un resultado mucho mejor, distinto de lo que “la maquinaria de producir percepciones” proyecta, que ya se convierte a la encuesta en un instrumento de propaganda al servicio de los intereses de partidos de derecha.

RL: Usted hablaba de ciertas agresiones, que han sido menores pero se han registrado casos. Si nos pudiera comentar de ello, tanto en San Salvador como a nivel país…

NG: Hemos tenido amenazas a candidatos a alcaldes, las hemos tenido aquí en el área de San Salvador, en San Martín, en Apopa, en San Francisco Menéndez, en Santa Ana, en San Miguel ha habido amenazas a nuestros candidatos, ha habido agresiones a nuestros militantes, destrucción de propaganda en casi todo el país, no ha quedado departamento en el cual no haya sido nuestra propaganda afectada, y aquí, en algunos casos, vemos que no han sido sólo activistas de Alianza Republicana Nacional (ARENA) sino de otros partidos. Es una práctica que ojalá con el tiempo la madurez vaya llegando…

Este es un país en el que el sistema político según nuestra Constitución es pluralista, tenemos derecho todos los partidos a expresarnos, y es importante que se gane la madurez para aceptar que el otro tiene derecho a expresarse también por estos medios.

RL: Teniendo en cuenta estas agresiones, ¿cómo proyectan que sea el momento del conteo de votos, del escrutinio y ya dados los resultados, el momento posterior?

NG: Teniendo en cuenta que en los escrutinios todos los partidos estamos presentes a través de vigilantes que las Juntas Receptoras de Votos (JRV) han sido capacitadas, esperamos nosotros que en comparación con la elección del 2015, el escrutinio transcurra de mejor manera porque ya hay una práctica de la elección pasada de contar ese proceso que es el más difícil de toda América Latina y yo creo, del mundo. Ningún país tiene la posibilidad de dividir en 24 pedazos un mismo voto y aquí sí y esto es lo que hace más complejo para la JRV. Ahí el escrutinio se hará bajo nuestros vigilantes, que van preparados con la ley para exigir que la ley se cumpla a la hora de valorar un voto, a la hora de hacer el acta, a la hora de contar.

Creemos que a la hora de contar, en esa interacción, en todos los partidos, tiene que prevalecer la ley y además den cada centro de votación habrá un fiscal representante de la Fiscalía que igualmente le exigimos, le pedimos que actúe conforme a la ley y que no se prevalezca de sus ideas (porque en general estas instituciones están dominadas por personas que son más afines a la derecha).

RL: ¿Podría explicar brevemente la fragmentación del voto y cómo afecta al sistema de partidos?

NG: En la mayoría de países tenemos sistemas en donde se marca una bandera y eso es un voto. Así es aquí para Consejos Municipales, pero para Diputados las formas de votar son más variadas: se puede marcar la bandera y eso es un voto para el partido, se puede marcar a una persona candidata de un partido y así también a otra persona candidata de otro partido, o a varios, pues aunque marque a varios es un solo voto que emite un elector. Si marca a varios del mismo partido se llama preferencia y se anota aparte. Escrutamos los votos, las preferencias y los pedazos de votos. Cuando la gente marca candidatos de distintos partidos significa que si alguien marca a dos candidatos de dos partidos diferentes su voto vale medio voto: 0.5 para un partido, 0.5 para otro partido. Si marca 24 personas, significa que es un venticuatroavo voto por cada marca, ese registro es el que hace tardar el escrutinio preliminar. De manera que es una ilusión para aquellos medios de comunicación o grupos de presión que nunca han participado en este proceso que exijan resultados rápidos, cuando saben que la complejidad de esta manera que la Sala de lo Constitucional le impuso al país hace que se retarden los procesos del escrutinio.

RL: Usted me hablaba de la presión de los medios de comunicación en este caso para los resultados, ¿cómo se han desarrollado desde su lugar hegemónico durante la campaña?

NG: Los medios de comunicación en su mayoría fue alentar la ausencia del elector, alentando un descrédito del proceso y también descrédito de los partidos. Eso ha sido no en el proceso de campaña, ha sido una línea que no tiene que ver sólo con una estrategia electoral… sino con una estrategia política en la que se busca que en los sistemas de partidos en América Latina hemos logrado los partidos de izquierda llegar a los gobiernos y entonces, como ya podemos llegar a los gobiernos –que en el pasado era imposible-, hay que cambiar las reglas y buscar los mecanismos que permitan que sea la llamada “sociedad civil” la que tenga la posibilidad de retomar el rol que hoy por Constitución tenemos los partidos.

Esto se conoce como la corriente política de la “antipolítica”, una forma de la política es la antipolítica que es la lucha contra los partidos. En El Salvador esto se expresa promoviendo vía sentencias la participación de candidatos que no vengan de partidos.

Hasta hoy nunca ha ganado ninguno, pero en este último proceso esta corriente logró imponer que inscriban candidatos que no son de partidos en el departamento de San Salvador, sin cumplir los requisitos de respaldo ciudadano que la ley establece. Por sentencia van ahora cuatro candidatos de San Salvador y, aunque la ley no lo dice, hay una sentencia que dice sume los votos de unos y otros y los trate como si fueran partido, como si fueran lista. Esto es una amenaza porque si por esa vía un candidato no partidario que nunca ha ganado solo podría llegar a acercarse a un residuo que lo va a perder cualquier partido si esas circunstancias se dieran. Entonces, esto obedece a esa corriente de la antipolítica, de la lucha contra el sistema de partidos que tenemos en el país y lo que busca es debilitar el proceso democrático que ganamos en los Acuerdos de Paz, cambiando las reglas que fueron pactadas. Este es un momento en el cual sin embargo, el país resiste. Hasta hoy no ha habido nunca un diputado que venga de esa corriente; pero se habla en los medios de comunicación como si el mundo está cansado de los partidos y quiere a los que no son partido, pero hasta hoy no han logrado que voten por los que no son de partido. Todos los candidatos que han ganado pertenecen a algún partido político, esa es la situación. Quieren a la fuerza que algún día gane al menos siquiera uno de esa corriente.

RL: ¿Eso usted lo ve posible?

NG: Eso hipotéticamente puede llegar a ser en esta ocasión con haber forzado, violentado partidos que no tuvieron capacidad de recoger las firmas, sin embargo por sentencia de la Sala le mandan al Tribunal a que los inscriban. Eso lo que busca es que por fuerza algún día aparezca un diputado de ese tipo, que no tendrá capacidad de hacer mucho porque aquí en la Asamblea Legislativa para lograr una ley hay que tener acuerdo entre fracciones legislativas, que son numerosas o pequeñas pero que es la visión política de un partido la que permite estar de acuerdo con una actuación de la Asamblea. Ahí es donde se ve la diferencia, qué representa cada quien, qué defiende cada quien, los que son financiados por empresas no quieren un salario mínimo más alto…no van a votar siquiera por una recomendación para que el salario mínimo aumente. Los que son financiados por esas empresas no quieren una ley de aguas en las que la gestión del agua sea netamente estatal, sino que quieren que el mundo privado regule el agua.

A quién defiende cada uno tiene que ver con a quién representa. El FMLN representa los intereses del pueblo trabajador, del pueblo que ha sido a lo largo de la historia marginado, explotado, estigmatizado y le hemos venido devolviendo dignidad y servicio público: en materia de salud, en materia de educación, en materia de reconocimiento del derecho de las mujeres, en reconocimiento y formas de potenciar a los jóvenes, a los pueblos indígenas.

En ese sentido nosotros sabemos que representamos a las mayorías esencialmente y por eso nuestros votos nunca van a ir a castigar a esos sectores; pero quienes son financiados por la derecha no tendrán problema en poner un tributo que sea regresivo, o sea más lesivo a las mayorías y más favorable al gran capital.

RL: ¿Cómo vienen haciendo y cómo harán a futuro para contrarrestar esa manipulación, que si bien en este caso hablamos de El Salvador es más bien una estrategia regional?

NG: Es una estrategia regional, continental y yo creo que hasta mundial, de querer potenciar actores que son manipulables por las empresas. Creo que lo que toca es que los movimientos populares y los partidos que somos de izquierda hagamos una labor de mayor educación cívica y oolítica de otro nivel en la sociedad para tener otra resistencia frente a los fenómenos de la mercadotecnia electoral.

No se puede vender la política cómo se venden los productos, sino que debe haber un voto que sea más pensado, más reflexionado, en la conveniencia propia, pero también en mi deber con la comunidad.

Si yo no recibo cuadernos y uniformes, pero tengo conciencia de que mi familia y vecinos sí lo reciben, yo tengo que pensar en qué partido me puede garantizar que esas políticas existan, se mantengan y se amplíen. Ese es un deber ciudadano: pensar en la colectividad, no sólo en la cuestión estrictamente individual. Eso requiere de más trabajo social, de más vida comunitaria y de mayor formación política.

RL: Pensando en la estrategia regional de la desinformación y la generación de apatía, eso que usted nos comentaba antes, que los partidos ya no nos representan, que ya no son partidos de masas en una sociedad de masas, sino personas individuales; viendo la boleta electoral tiende a que se vote por rostro y no por proyecto (que en el caso de El Salvador parece bastante explícito), que se tiende desde los medios de comunicación e incluso desde algunos partidos políticos a personificar la política, ¿cómo hacer desde los movimientos sociales y partidos de izquierda para contrarrestar ese intento de apatía general, considerando también la derechización de la región a nivel gobiernos?

NG: Es difícil recetar, creo que uno puede identificar más fácilmente el rol, en nuestro caso, del FMLN. Tenemos un reto enorme de educación política, de organización, de respaldo y de potencial los movimientos populares, y de su construcción como sujetos activos capaces de reflexionar.

Hemos visto con tristeza como países como Argentina o Brasil han visto retroceder sus conquistas económicas y sociales, y se han visto sacrificados por políticas económicas de partidos de derecha; y sin embargo, persisten aquellas personas que siendo víctimas de esas políticas, votan por esos partidos que producen esas políticas. Quiere decir que ahí hay un déficit de razonamiento político que debe de estimularse por vías de medios de comunicación alternativos y prácticas del movimiento popular y de las fuerzas políticas de izquierda.

Ese es un reto que tenemos todos, pero no podemos negar que hoy hay con qué comparar… Hoy sabemos qué perdemos, porque hemos logrado desde el ´98 a la fecha en América Latina muchas conquistas en los pueblos boliviano, ecuatoriano, argentino, venezolano, nicaragüense, salvadoreño…hemos ganado mucho! Y retrocesos que sean coyunturales pueden revertirse con la misma fuerza con que se perdieron…o que se dejaron perder. Esos son procesos posibles con la participación de poder popular. No se puede de otro modo: sin el pueblo no hay cambio.

RL: Nos llamó la atención la cantidad juventud y de mujeres que existe en la militancia y en las candidaturas. ¿Cómo ha sido el tránsito a ese rol que hoy tiene la juventud y las mujeres en el FMLN?

NG: En el caso del FMLN desde el año 1996 en nuestro estatuto establecimos la obligación del partido de promover en los cargos internos de dirección y en las postulaciones de cargos de elección popular a mujeres y a jóvenes.

A las mujeres un mínimo del 35% y a los jóvenes un mínimo de 25%, son mínimos. El resultado es que en esta Legislatura, por ejemplo, de 36 diputaciones que ganamos, 15 somos mujeres, 16 son hombres. Ya ahí estamos prácticamente en la paridad real, no declarada. Hoy en las planillas que llevamos para diputados, 7 departamentos tienen mujeres a la cabeza de la planilla de diputados, 7 de 14, o sea la mitad de nuestras candidaturas son encabezadas por mujeres.

En el conjunto llevamos prácticamente paridad, sumando nuestras candidaturas vamos en un 49% – 51%, sin que haya ley que diga eso. Nuestra ley es reciente, es la segunda vez que se va a practicar y tiene una cuota mínima del 30%, lo que les permitió (y les ha obligado) a los partidos de derecha a encontrar a las mujeres… y a postularlas. Estos cambios no han sido de la noche a la mañana, han costado mucho y ojalá no retrocedamos en eso.

El fenómeno de los jóvenes es también originado en el efecto de tener una política pública que estimula su participación: la creación del INJUVE con nuestro gobierno, la creación de leyes como la Ley del Primer Empleo, una Ley de Juventud, la política del Plan “El Salvador Seguro” que tiene como uno de sus componentes la prevención de la violencia, potenciar espacios de convivencia y participación de jóvenes. Con el cumplimiento de la política pública a lo que es el beneficio que el Estado que puede potencialmente darle se ven motivados a participar políticamente y eso es lo que tenemos: una importante participación de jóvenes en el proceso electoral, tanto como candidatos, pero especialmente en la militancia, que es de donde emerge un candidato. Son jóvenes de 25 – 29 años pero tienen 10 años de venir participando, entonces significa que hay un proceso de madurez en esa participación política y está vinculada a los dos gobiernos de izquierda que hemos tenido.

Lic. Norma Guevara

RL: Una última pregunta, ¿qué logros más trascendentales han tenido los dos gobiernos del FMLN y que considera usted que faltaría de cara a las próximas elecciones presidenciales en el 2019?

NG: Yo diría que el gobierno del FMLN 2009-2014 ha tenido una fracción legislativa que le ha sido soporte y le ha sido al mismo tiempo presión para avanzar y así se articula la participación legislativa con el ejecutivo. El poder Ejecutivo para su política social ha requerido de leyes y de presupuesto que la Asamblea Legislativa le ha podido dar a pesar del bloqueo de la derecha; pero dentro de esos grandes logros es el cambio dramático del tema de salud, la mejora continua que tiene nuestro sistema educativo, la atención a fenómenos del medio ambiente que en el pasado no se atendía, eliminación de más de 700 cárcavas que nuestro Ministro de Obras Públicas en su ejercicio con presupuestos limitados pudo llevar adelante para beneficio de comunidades y de infraestructura pública, el apoyo a los campesinos para producir que nos va permitiendo producir la mayoría de los alimentos que consumimos particularmente maíz y frijol que es la base de nuestra dieta, la promulgación de una Ley de Medicamentos que nos sacó de ser un país que tenía la venta de medicamentos más cara en la región donde los empresarios ganaban hasta el 3500% en la venta de medicamentos. Esa ley ha sido una maravilla porque ha colocado al país -con sus exigencias de calidad a los productores de medicamentos- en calidad y con la posibilidad de exportar, de producir para exportar, algo que no teníamos en el pasado, o sea es una ley de beneficios múltiples. Por primera vez hemos “tocado” tarjetas de crédito, la usura…

Nuestros Presidentes, tanto Salvador Sánchez Cerén ahora como antes Mauricio Funes, han tenido el coraje de sancionar estas leyes. Cuando la derecha gobernaba, a una ley progresista lo que se le daba era el veto.

Hubo un Presidente que se le llegó a poner el apodo de “Paco Veto” (risas) porque decenas de decretos que daba entre nuestro partido y un partido de derecha moderado en favor del campo, del transporte, de la pequeña empresa, siempre tenía el veto del Presidente. En cambio en esta época, en estos últimos 8 años, casi 9, lo que tenemos son sanciones de leyes progresistas que han castigado la violencia contra las mujeres, que han asegurado para la niñez procesos de adopción que sean más legítimos y que cuiden de sus derechos, hemos dado leyes para reconocer los derechos de los pueblos indígenas, hemos dado garantías a la propiedad de aquellos sectores vulnerables que por décadas vivían a orillas de calles en desuso o líneas férreas que dejaron de funcionar, de personas que vivían al amparo de una reforma agraria que fue hecha en la guerra para quitarle apoyo al FMLN, que nunca les terminaban de dar los títulos de propiedad y que hoy más de 70.000 familias han obtenido sus títulos de propiedad…

Estos cambios serían impensables sin un partido como el FMLN que, reitero lo que te decía al principio, defiende al pueblo que en el pasado con dictaduras y gobiernos de derecha fueron marginados que hoy van emergiendo. Una práctica política en favor de la mujer de manera integral con un modelo de Ciudad Mujer y una estrategia eficiente de atender. Hemos podido llevar esta política que son seis departamentos, sino que es un modelo que lo toman organismos como el BID y entiendo que después de las elecciones vamos a conocer que se va a convertir en un modelo de la OMC para atender la marginación de las mujeres que es un fenómeno a nivel mundial…la violencia y la marginación de las mujeres es algo que la Humanidad tiene que superar. Si hay estrategias que las hemos creado nosotros aquí que sirvan como modelo para otros, bienvenido sea.

RL: ¿Podría comentarme brevemente la estrategia de este proyecto Ciudad Mujer?

NG: Ciudad Mujer es un proyecto en el que se crean sedes físicas a las cuales las mujeres pueden acudir por problemas de violencia de género, para aprender un oficio, para atender problemas de salud sexual y reproductiva, para tener apoyo legal y defenderse por una agresión de su propia familia o de terceros. Todo parte de buscar el acceso al crédito para tener conocimientos de microemprendimientos y entonces muchas mujeres que son de las más necesitadas que han acudido a Ciudad Mujer terminan siendo microempresarias, terminan haciéndose respetar en sus familias por sus maridos o terminan condenando o exigiéndole al padre que le dé cuota alimenticia. En esta sede, por ley, las instituciones en vez de ir a varios lugares, en el mismo lugar pueden tener la respuesta policial, fiscal, de apoyo legal, de apoyo médico y si van con sus hijos, el cuidado de sus hijos mientras reciben la atención. Es el único modelo de atención integral a necesidades variadas de la mujeres y son ya millones de asistencias; o sea que es una forma de emponderar a la mujer, de liberarlas de ataduras mentales porque son capaces de entender que alguien les puede ayudar, que no están obligadas ni condenadas a sufrir violencia intrafamiliar o violencia laboral, porque ahí van a tener un apoyo legal y contención. Es un proyecto muy interesante, igual que Jóvenes con Todo que en el campo de la juventud lo que busca es que los jóvenes tengan oportunidades educativas, encontrar su vocación laboral y su habilitación para el trabajo o créditos… por lo menos hay tres “avenidas” para los jóvenes: estudiar, trabajar / pasantías o aprender un oficio y emprender. Por eso es que usted ve que los jóvenes están participando, porque están tocados en sus intereses para sentirse sujetos activos de la sociedad.

Esta política de nuestro gobierno es criticada, es vista como el “despilfarro” de los fondos públicos y se hace una prédica recurrente de atacar al gobierno diciendo que es ineficiente cuando realmente la eficiencia radica en el resultado humano: transformar vidas de mujeres, de jóvenes, de campesinos.

RL: ¿Cuáles son las perspectivas para la próxima elección de Primera Magistratura?

Este esfuerzo de gobierno es quizás la primera y mejor presentación para nuestro próximo candidato a la Presidencia de la República.

Tendremos que acudir a trabajar la reflexión de este cambio que asegure la elección de un tercer mandato y poner en El Salvador un “stop” a la agresión neoliberal de querer barrer por la vía de las elecciones a los gobiernos progresistas.

Tenemos ese desafío, somos conscientes de que lo tenemos; pero tenemos ansias y ganas de trabajar fuerte para demostrarles a nuestros hermanos de América Latina de que aquí le decimos “ALTO” a la estrategia de restauración neoliberal en esta tierra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here