Voces poéticas en memoria de los masacrados en 1932

Publicado por: Administraador 22 febrero, 2018 en Letras y Arte

Iván Escobar

Las voces de una generación de poetas salvadoreños contemporáneos se elevaron a principios de febrero en un homenaje especial y en memoria de los mártires de la masacre indígena de 1932, cometida en el occidente del país por fuerzas estatales. La conmemoración se dio en el marco del 86 aniversario del fusilamiento del líder de izquierda Farabundo Martí, y los universitarios revolucionarios Alfonso Luna y Mario Zapata, acusados de organizar el levantamiento.

Martí, Luna y Zapata fueron fusilados el 1° de febrero de 1932, en medio de la crisis generada a partir del levantamiento indígena y la masacre en el 32.

La masacre de 1932 se dio en enero de ese año, entre los días 22 y 25 de aquel primer mes del año, y que fue el desenlace de una serie de hechos sociales que tenían como contexto la explotación de los campesinos y la expropiación de las tierras ejidales, de las cuales eran propietarias las comunidades indígenas. A estos hechos se sumó la crisis económica de finales de los años 20 de inicios del siglo pasado.

Investigadores y académicos, tanto nacionales como extranjeros, han indagado sobre estos hechos. Desde la poesía también se hace un reconocimiento de estos hechos suscitados durante el gobierno del general Maximiliano Hernández Martínez, quien en diciembre de 1931 llegó al poder a través de un golpe de Estado. La masacre de 1932, que se concentró contra las comunidades indígenas de la zona occidental del país, dio paso a la represión y a la instauración de la dictadura militar que perduró en el país más de seis décadas.

“Es una historia difícil y sangrienta, los abuelos se enterraban vivos respirando por unas varillas de bambú, porque si no los mataban. Y muchos, muchos de ellos murieron”, relató Franco Huixtemi, joven docente de náhuat y poeta salvadoreño, durante su intervención en la actividad conmemorativa. Por su parte, el poeta Mario Mejía y organizador del evento habló sobre la importancia de seguir investigando estos hechos.

“¿Qué implica? y ¿qué implicó en la historia salvadoreña el etnocidio de 1932? ¿Qué debemos entender nosotros por etnocidio o genocidio? Genocidio es el exterminio sistemático de un determinado grupo humano por razones étnicas, raciales y religiosas. Un genocidio fue en 1932 y se categoriza como etnocidio porque los habitantes originarios exterminados en este clima oscuro fue por razones soberbias, un exterminio sistemático por parte del Estado salvadoreño”, explicó Mario Mejía.

El homenaje y acto conmemorativo tuvo como elemento central el recital poético, contó con el apoyo de la Secretaría de Memoria Histórica del FMLN y fue en el Centro Cultural “Nuestra América”. La poesía estuvo a cargo de Emi Amazu León, Mario Mejía, Ubaldo Ramos, Fabriccio Odonio, Alberto López Serrano, Vladimir Amaya, Mizael Lorka, Franco Huixtemi y Josué Andrés Moz.